Parques y plazas cerradas y más policía, durante las noches de Santa Tecla

La no programación de actos nocturnos a causa de la pandemia podría provocar botellones multitudinarios en algunas zonas

CARLA POMEROL

Whatsapp
El acceso a los jardines del Camp de Mart ya estuvo cerrado este verano. FOTO: PERE FERRÉ

El acceso a los jardines del Camp de Mart ya estuvo cerrado este verano. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento ultima los detalles de lo que será el dispositivo especial de seguridad para las Festes de Santa Tecla. La falta de programación nocturna por culpa de la pandemia podría provocar concentraciones importantes de jóvenes consumiendo alcohol en algunos puntos de la ciudad. Para prevenir estas situaciones, y siguiendo con la actuación policial de las Festes de Sant Magí, el Consistorio ha ordenado a la Guàrdia Urbana cerrar algunas plazas y parques durante las noches de Santa Tecla, como por ejemplo, el Camp de Mart, la plataforma del Miracle o el acceso a la Platja de l’Arrabassada. El objetivo es poner fin a los botellones y garantizar el descanso de los vecinos.

Según explica la concejala de Seguretat Ciutadana, Cristina Guzmán, hoy tendrá lugar la mesa de coordinación operativa para acabar de definir el operativo especial. Para empezar, la Guàrdia Urbana estará presente en todos los actos que se organizarán desde el Ayuntamiento, con el fin de asegurar que se respeten las medidas de seguridad anticovid. Teniendo en cuenta la falta de efectivos en el cuerpo policial local, los agentes tienen prohibido cogerse vacaciones o permisos durante estos días festivos, cuando se incrementará la presencia policial en las calles.

«Todos los efectivos estarán al servicio de la ciudad y el dispositivo será conjunto entre la Urbana y los Mossos d’Esquadra», explica Guzmán, quien añade que «estamos llevando a cabo un trabajo interno con distintos departamentos municipales». Los esfuerzos, según la concejala, se centrarán en las tronades, los conciertos del Camp de Mart y los botellones.

Por su parte, el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, pide públicamente a los Mossos que aumenten los efectivos durante las noches de Santa Tecla. «Entendemos que en verano son muchas las poblaciones que debe cubrir la policía, pero ahora nos encontramos en un momento muy concreto. Serán dos semanas en las que Tarragona será el epicentro. Por lo tanto, esperamos que haya un importante refuerzo policial durante estos días», dice Ricomà. Por otro lado, el alcalde añade que «tampoco quiero que la ciudad esté tomada por la policía. Necesitamos la corresponsabilidad de la población y que esta entienda que es importante la convivencia entre el ocio y el descanso de los vecinos».

En esta línea, los residentes en la Vall de l’Arrabassada están preocupados por cómo serán las noches festivas en el barrio, teniendo en cuenta los macrobotellones que se han registrado en las últimas semanas en sus calles. Por eso, desde la asociación de vecinos, se llevará a cabo una asamblea para definir qué acciones llevar a cabo en caso de conflictividad nocturna.

Temas

Comentarios

Lea También