Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Paseamos por el parque del Francolí con miedo, mirando a todas partes»

Los vecinos del Parc Francolí elevan la voz después de la agresión sexual que se produjo hace tan solo cuatro días en el lugar. Piden más iluminación y presencia policial

Carla Pomerol

Whatsapp
El agresor interceptó a la joven que hacía ‘running’ en un punto del parque, la cogió fuerte de las manos e intentó violarla. La chica pudo escapar. FOTO: ll. milián

El agresor interceptó a la joven que hacía ‘running’ en un punto del parque, la cogió fuerte de las manos e intentó violarla. La chica pudo escapar. FOTO: ll. milián

Paula Carrasco y Ariadna Ferret, dos jóvenes a punto de cumplir 23 años, andaban ayer por la mañana por el Parc Francolí. Lo hacían con la mirada puesta en todas partes.

Estaban asustadas porque hace tan solo cuatro días agredieron sexualmente a una joven en ese mismo lugar.

«Nos da miedo pasar por aquí, pero no tenemos más remedio. Es el camino para llegar a casa», aseguraba Paula, quien añadió que «desde que hemos entrado en el parque no paramos de observar a todos los hombres que pasan por nuestro lado». 

Son muchos los vecinos de la zona que, desde el pasado jueves, cuando tuvo lugar la agresión, han cambiado sus rutinas para evitar que el episodio se repita.

«Siempre paseo el perro por este parque, pero a partir de ahora lo haré acompañada», explicaba Paula, quien añadió que «lo que más me sorprende es que pasen estas cosas a plena luz del día». 

La Associació de Veïns Parc Francolí ya hace años que denuncia inseguridad en el parque.

«Sabíamos que un día u otro ocurriría una desgracia como esta», aseguraba ayer la portavoz de la entidad vecinal, Roser Barrio, quien explicaba que la zona está abandonada

La asociación pide al equipo de gobierno que se mejore la iluminación y reivindica más presencia policial. «Si se ve Guàrdia Urbana por el barrio es porque salen de la comisaría, pero nunca patrullan. Estaría bien, ya que mejoraría la percepción de seguridad de los vecinos», asegura la portavoz.

Agustí Reverter es otro vecino del barrio. Tiene dos hijas y reconoce que el intento de violación de la semana pasada le ha roto los esquemas y le indignó mucho. «Le he dicho a mi hija mayor que no pase por el parque sola, y menos cuando oscurece», aseguraba ayer Reverter.

En esta misma línea, un grupo de madres que esperaban a sus hijos a la salida de la Escola Cèsar August hablaban sobre el suceso ocurrido el pasado jueves. «Nuestras hijas e hijos pasean libremente por el parque a la salida del colegio, pero ahora nos da miedo y respeto dejarlas solas, a su aire. Estamos muy sorprendidas», explicaba Mercedes, una de las madres preocupadas. 

Por otro lado, los vecinos aseguran que, últimamente, los episodios de vandalismo han aumentado considerablemente.

«Muchas veces nos hemos encontrado el barco pirata –un espacio destinado a los pequeños–, lleno de botellas de alcohol y, en algunas ocasiones, medio llenas», asegura la portavoz de la entidad, quien añade que la zona más problemática del parque es el espacio del picnic, donde, según los vecinos, grupos de jóvenes hacen botellón y consumen drogas durante todo el día.

Juan Carlos López es el responsable del párking del parque. Es miembro de la Fundació Onada, encargada del mantenimiento de las 13 hectáreas del Parc Francolí.

Nadie mejor que él y su equipo conocen las instalaciones y sus problemáticas.

«Hace tan solo dos semanas, un par de jóvenes subieron arriba de la garita –un bar que hay en el parque–, e intentaron entrar y robar», explicaba ayer López, quien denunciaba que «nos sentimos inseguros, porque llamamos a la policía y no acude. Es un parque donde conviven niños con porros».

¿Incendios provocados?

El día antes de que se produjera la agresión sexual por parte de un hombre a una joven que hacía deporte en el parque, la entidad vecinal se reunió para tratar temas de inseguridad y de vandalismo.

Decidieron pedir urgentemente una reunión con el titular de Seguretat Ciutadana del Ayuntamiento para hablar, por ejemplo, sobre los episodios de incendios que ha habido las últimas semanas en el cauce del río. «En esa reunión aprovecharemos para pedir medidas para que no se repita el suceso del pasado jueves», aseguraba Barrio.

Temas

Comentarios

Lea También