Patrullas vecinales ante el aumento de robos en casas en La Secuita

Vecinos de la urbanización Sant Roc se movilizan ante la presencia de ladrones esta semana. Cinco viviendas han sido asaltadas

JORDI CABRÉ

Whatsapp
Las patrullas de vecinos recorren las calles para evitar robos en casas vacías.  FOTO: CEDIDA

Las patrullas de vecinos recorren las calles para evitar robos en casas vacías. FOTO: CEDIDA

Los vecinos de la urbanización Sant Roc de La Secuita decidieron ayer reactivar sus patrullas vecinales con el fin de frenar o disuadir a los ladrones que esta misma semana habrían entrado en cinco de las 80 casas que tiene esta zona residencial.

El martes hubo cuatro víctimas, todas las viviendas asaltadas están en la calle Mestral. En algunas el delito se consumó y los autores entraron en la vivienda y la removieron de arriba a abajo. En una de las cuatro solo quedó en intento, según informan los vecinos, que admiten desesperación ante los hechos ocurridos.

El último robo con fuerza de la semana se registraba el jueves por la tarde en la calle Garbí. Y éste fue la gota que colmó el vaso de la paciencia vecinal, que conectados por redes sociales decidieron poner en marcha vigilancia por las calles con el fin frenar estas acciones. Y hacer frente a un problema que no es la primera vez que ocurre, admiten.

Fuentes de los Mossos d’Esquadra admitían ayer que de los cinco robos denunciados al Diari, uno de ellos sí tienen constancia porque el vecino ha presentado la denuncia. Del resto, hasta ayer por la tarde no sabían nada a la espera de recibir las denuncias de las víctimas explicando lo ocurrido.

Disuadir, pero no actuar

Al margen de contabilizar uno o más robos con fuerza en esta urbanización de La Secuita, Mossos explicaba que los vecinos pueden llevar a cabo una vigilancia por las calles y reunirse (ahora con las medidas de la Covid-19 muy presentes) para disuadir a posibles hechos delictivos.

Pero en ningún caso pasar a la acción si se encontraran con personas ajenas a la urbanización o sospechosas de cometer un delito. En caso de tener sospechas, Mossos recomienda avisar de ello y no intervenir.

Los cinco robos de esta semana se han llevado a cabo sin los titulares dentro. Esto da pie a que los autores estarían vigilando la zona y habrían llevado a cabo la entrada ilegal y el robo mientras no había nadie en el interior de los chalets. «Tenemos la sospecha de que nos vigilan. Hay caminos y zonas rurales donde uno puede estar escondido y ver si alguien entra o sale», explican los vecinos.

«Hay inseguridad. No es la primera vez y se ha ido repitiendo en años anteriores», explica uno de los vecinos que forma parte de las patrullas vecinales. Los robos y una okupación que se logró abortar este mismo año han unido a estos vecinos que mantienen una buena relación para defender su urbanización de actos vandálicos e ilícitos.

Joyas y dinero, lo más buscado

En estos cinco robos perpetrados esta primera semana de diciembre, los ladrones buscaban en las casas cosas de valor, como dinero en efectivo y joyas. Los vecinos que han sufrido los robos han comprobado que aquellos efectos difíciles de «colocar» o que tiene un valor monetario escaso no se lo habían llevado. A título de ejemplo un ordenador portátil con unos años de funcionamiento que actualmente tendría un valor escaso en un mercado negro de electrónica.

Temas

Comentarios

Lea También