Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden 15 años de cárcel por apuñalar a un amigo que le invitó a su chalet

Ambos pasaban algunas estancias en un chalet de Boscos de Tarragona para jugar a su gran pasión: los videojuegos

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los hechos ocurrieron en este domicilio, situado en la urbanización Boscos de Tarragona. Foto: pere  ferré/DT

Los hechos ocurrieron en este domicilio, situado en la urbanización Boscos de Tarragona. Foto: pere ferré/DT

Un joven que el año pasado habría apuñalado a su compañero de videojuegos en el chalet de éste en la urbanización Boscos de Tarragona se enfrenta a quince años de prisión. Es la petición que realiza la acusación particular –en representación de la víctima–. Considera que se trata de un delito de tentativa de asesinato. La abogada también pide una orden de alejamiento en virtud de la cual no pueda acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante diez años ni comunicarse con ella por cualquier medio. En concepto de responsabilidad civil se solicita una indemnización de 50.000 euros.

El acusado, de nacionalidad lituana, mantenía una relación de amistad con la víctima, que tenía 18 años cuando ocurrieron los hechos. Fruto de la misma, el procesado era invitado al apartamento de este último, situado en la avenida Boscos de Tarragona. Allí pasaban el fin de semana u otros periodos de ocio para compartir la que era su gran afición común: los videojuegos.

Las lesiones tardaron 90 días en curarse, de los que  nueve estuvo hospitalizado

El 31 de agosto de 2016 ambos estaban en uno de estos encuentros. Se fueron a dormir a altas horas de la madrugada después de la partida de varias horas. Víctor se acostó en su habitación y el acusado se quedó en el sofá del salón.

Sobre las once de la mañana del mismo día, y por motivos desconocidos, el procesado «con la intención de acabar con la vida de su amigo (...) entró en su habitación mientras dormía profundamente y le asestó varias puñaladas, haciendo servir un cuchillo de la cocina». La víctima se despertó a resultas de la agresión y pudo defenderse, recibiendo por ello algunas heridas más en la extremidad superior derecha. Asimismo pudo alertar a los Mossos d’Esquadra. 

La víctima, para su curación, precisó de una intervención mediante laparoscopia y drenaje de la pleura, cura de las heridas con sutura y tratamiento psicofarmacológico. Las heridas físicas tardaron 90 días en curarse, de los cuales 45 estuvo impedido para la realización de sus ocupaciones habituales y de ellos nueve estuvo hospitalizado. El escrito del abogado recalca que el estrés postraumático todavía no ha sido superado. También le han quedado secuelas físicas, como varias cicatrices.

Las lesiones padecidas por la víctima hubieran supuesto un riesgo para su vida de no haber sido intervenido quirúrgicamente. 

Temas

Comentarios

Lea También