Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden 9,5 años para tres polizones que llevaban 147 kilos de cocaína

Durante la travesía se ocultaron en el compartimento de la grúa y fueron descubiertos en el Estrecho de Gibraltar
Whatsapp
La droga estaba repartida en 133 tabletas, distribuidas en las cinco mochilas.  Foto: Guardia Civil

La droga estaba repartida en 133 tabletas, distribuidas en las cinco mochilas. Foto: Guardia Civil

Tres ciudadanos colombianos –que iban de polizontes en un barco– que a principios del pasado mes de noviembre fueron detenidos portando 147 kilos de cocaína –valorada en casi 15,5 millones de euros– se enfrentan a nueve años y medio de prisión. En un tiempo récord –en prácticamente cuatro meses–, la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Tarragona ya ha hecho público el escrito de acusación contra Olmer C.A., Luis Alberto C.C., ambos de 41 años, y Jimmy A.V., de 42. Están acusados de un delito contra la salud pública –se pide ocho años de cárcel– y otro de constitución o integración de grupo criminal –un año y medio más–. A pesar de que iban de polizones, meses antes ellos u otras personas conocidas ya estuvieron en Tarragona, donde incluso compraron equipo y trajes de neopreno.

Para el fiscal, los acusados pretendían introducir la droga en España a través del puerto de Tarragona. Para ello decidieron introducirse en el buque Cala Palma, que llevaba una carga de fruta procedente de la República Dominicana, Costa Rica y Colombia. Trasladaba dicha carga a Tarragona, posteriormente a Italia para volver al Caribe.

Los procesados, entre los días 23 y 25 de octubre, accedieron al buque cuando éste estaba atracado en el puerto de Turbo (Colombia). Se introdujeron en el compartimento interior de la grúa, portando cinco mochilas con la droga, así como también alimentos y bebidas para subsistir durante la travesía.

Sobre las 9.20 horas del 31 de octubre, los encausados fueron descubiertos en el interior de la grúa por un miembro de la tripulación, quien avisó al capitán. Éste puso en custodia a los acusados en el puente y precintó la grúa para garantizar la conservación de todo lo que se encontraba en el interior.

Durante el traslado de los sospechoso al puente uno de ellos intentó desprenderse de una tarjeta SIM –propiedad de una mujer de Suiza–, que fue decomisada por un miembro de la tripulación. El capitán comunicó los hechos a la consignataria y ésta avisó a la Guardia Civil.

Entre las pertenencias de los acusados se encontraron dos tickets idénticos de compra de dos productos. Dichas operaciones fueron realizadas en un centro comercial de les Gavarres y se pagaron en efectivo. Además de los guantes, se compraron tres mochilas, aletas de submarinismo, calcetines, dos trajes de neopreno y dos pares de botines de neopreno.

 

Llegada a puerto

El 4 de noviembre, el Cala Palma atracó en el puerto de Tarragona y se procedió a la detención de los acusados. En las cinco mochilas llevaban 133 tabletas con los 147,52 kilos de cocaína, de una pureza de entre el 75 y el 80 por ciento. Dos días después, los acusados ingresaron en prisión. Durante estos meses han pedido su excarcelación, pero tanto el juez instructor como la Audiencia Provincial lo han rechazado.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También