Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Piden cinco años de prisión por estafar 50.000==euro== con billetes tintados

Dos hombres se hicieron pasar por empresarios de Angola para llevar a cabo su timo en una tienda de muebles

Àngel Juanpere

Whatsapp
Material incautado por los agentes a los ahora procesados cuando fueron detenidos.  Foto: DT

Material incautado por los agentes a los ahora procesados cuando fueron detenidos. Foto: DT

Dos ciudadanos senegaleses en situación irregular en el país se enfrentan a cinco años de prisión por un delito de estafa, ya que presuntamente engatusaron a una empresaria con el timo de los falsos billetes tintados, con el que consiguieron embolsarse más de 50.000 euros. Ellos, sin embargo, niegan los hechos. El caso llegará a juicio el próximo 31 de marzo en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona.

La acusación del Ministerio Público se dirige hacia Jean Caluin N. y Jean Theophil B. –éste último tiene antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia–. Los dos, en compañía de otros dos individuos no identificados, entre los meses de agosto y septiembre de 2012 acudieron a un establecimiento situado en la antigua carretera N-340, cerca de Tarragona. Su propósito era alquilar mobiliario, según dijeron.

Según sostiene el fiscal en su escrito de acusación, los procesados se hicieron pasar por empresarios de Angola y aparentaban solvencia. Hicieron creer a los propietarios del establecimiento que disponían del dinero suficiente para la adquisición, si bien habían traído el dinero de forma camuflada desde su país. En este sentido, los billetes estaban tintados de negro para no ser detectados en la aduana. A través del método de los billetes tintados, que consiste en convertir los mismos a partir de uno original, consiguieron que los perjudicados les entregaran hasta un total de 50.050 euros.

Durante su declaración ante el juez instructor, uno de los imputados negó que hubiera acudido a realizar compras al establecimiento. Asimismo, negó que contara con 300.000 euros que habría sacado de forma irregular de su país, ni que hubiera pintado de negro los billetes para poderlos extraer de su país. Por su parte, el otro implicado aseguró que en aquellas fechas se encontraba en Almería, donde tiene que firmar todos los lunes por otra causa que tenía pendiente. Añadió que nunca ha estado en Tarragona y que no conoce al otro imputado.

Por su parte, la afectada denunció que los acusados acudieron al establecimiento para comprar sofás, que querían enviar a su país. Poco después comentaron que el negocio se había complicado y le propusieron el timo de los billetes tintados.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También