Más de Tarragona

Piden un nuevo aparcamiento en Les Gavarres

Los negocios hace tiempo que solicitan al Ayuntamiento que habilite rutas alternativas para evitar la super rotonda

NÚRIA RIU

Whatsapp
Los terrenos municipales en los que piden poder habilitar una nueva zona de aparcamiento. FOTO: PERE FERRÉ

Los terrenos municipales en los que piden poder habilitar una nueva zona de aparcamiento. FOTO: PERE FERRÉ

Los cines de Les Gavarres mueven unas 700.000 personas al año, Decathlon entre 800.000 y 900.000 y Leroy Merlin más de medio millón. Son tan solo algunos datos que demuestran el elevado volumen de personas que se mueve cada fin de semana por este polígono comercial y de ocio ubicado junto a la T-11.

«Con los cambios de movilidad que se hicieron hace cosa de dos años se ha mejorado algo, pero no del todo, porque aquí hay un problema de fondo que es la falta de aparcamiento», asegura el presidente de la Agrupació d’Interès Econòmic (AIE) de Les Gavarres, Ramon Rull. Cada negocio tiene su zona privada, además de las plazas habilitadas en cada uno de los laterales de las dos calles principales. Asimismo, hay una explanada, en la que en Navidad se instala la pista de hielo. Pese a ello, no es suficiente y los empresarios de este sector han solicitado al Ayuntamiento de Tarragona que ceda una finca municipal, lo que permitiría ampliar la zona de aparcamiento. Es un terreno que en el POUM aparece como equipamientos y que intentó venderse cuando el Consistorio quería deshacerse de algunas de sus fincas para disponer de liquidez para inversiones. Pero no se vendió.

«La tienen allí vacía y abandonada y tan solo deberían despejarla un poco y poner grava. Si no hay dinero no hace falta ni que la asfalten», apunta Rull. Tiene una superficie de 10.273 metros cuadrados, lo que permitiría que pudieran aparcar varias decenas de vehículos. Asimismo, los empresarios apuntan que daría versatilidad por si quieren hacer algún evento o actividad. Es una cuestión que hablaron recientemente con el concejal de Patrimoni, Hermán Pinedo, «la reunión fue positiva y vimos una mejor predisposición que con el anterior equipo», afirma Rull.

La movilidad siempre ha sido uno de los caballos de batalla. Durante las fiestas el volumen de vehículos se puede incrementar entre un 50 y un 70%. Por ello, desde hace muchos años, la gran preocupación es reducir la densidad de vehículos que acceden a través de la super rotonda de la T-11 y que mensualmente registra una elevada siniestralidad de pequeños incidentes. La Asgrupació d’Interès Econòmic solicitó al Ayuntamiento que indicara las rutas alternativas desde Tarragona, a través de la glorieta de La Floresta. «Pedimos que se señalizara, pintara y adecentara y un cartel grande en la rotonda, pero nos correspondieron a medias y hay mucha gente que desconoce que hay estas alternativas», lamenta Rull.

Temas

Comentarios

Lea También