Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Podemos apunta a TGN

El partido de moda decidirá en un mes si concurre a las municipales. Si lo hace, irá con otras siglas o con marca blanca.
Whatsapp
Imagen de la comparecencia que ayer realizó la candidatura liderada por Toni Carmona 'És Clar que Podem'. Foto: Pere Ferré

Imagen de la comparecencia que ayer realizó la candidatura liderada por Toni Carmona 'És Clar que Podem'. Foto: Pere Ferré

El próximo mes de enero será clave para el partido de moda. La formación liderada por Pablo Iglesias inicia esta semana el proceso para escoger los secretarios generales y los miembros del consejo ciudadano en 743 municipios españoles. Concretamente, en la ciudad de Tarragona debe elegirse un secretario y 16 consejeros ciudadanos mediante listas abiertas, en unas votaciones que cuentan con un censo de 546 miembros y que se llevarán a cabo entre el 26 y el 30 de diciembre.

Tres son los aspirantes que optan a la secretaría general de la formación en Tarragona: Toni Carmona –que encabeza la candidatura avalada por Iglesias És clar que Podem–, Jesús García y Francisco José Iborra, mientras que hay otras 30 personas que se presentan para ser escogidas entre los 16 representantes del consejo ciudadano. Los resultados se conocerán el 2 de enero. A partir de ese momento, la maquinaria de Podemos en Tarragona empezará a dar sus primeros pasos hacia adelante, que se concretarán a mediados de enero, cuando la asamblea deberá tomar la primera gran decisión: su posición para las elecciones municipales del próximo 24 de mayo.

 

Tres alternativas

Las opciones que se plantea Podemos son, en todo caso, las de jugar un papel secundario en estos comicios, ya que está completamente descartado que concurra bajo sus propias siglas. De hecho, la gran duda es saber si la formación de Iglesias iría, en caso de decidir presentarse, en coalición con alguna otra formación o si, por el contrario, se presentaría bajo una marca blanca, al estilo Hacendado.

La diferencia entre ambas opciones es que si se optara por la alternativa de acudir con otra formación debería negociarse con el socio temporal una parte del programa, así como la configuración de la lista, mientras que en la opción de ir en solitario sería mediante una agrupación de electores que llevarían una denominación puntual para la cita con las urnas. ¿La traducción de esta última opción? Que la candidatura sería de Podemos, pero de incógnito, sin desgastar la marca Podemos.

El candidato a la secretaría general Toni Carmona explicó ayer que la formación no ha mantenido aún «ningún contacto formal» con otras alternativas electorales, si bien reconoció que «hay miembros de Guanyem que están en Podem», por lo que todo parece indicar que la opción que tiene más opciones es la de concurrir de la mano de este nuevo movimiento ciudadano, que a su vez ya ha llegado a un acuerdo con Procés Constituent. Pese a ello, Carmona remarcó que «no descartamos ninguna opción, como la Crida Municipalista» que está liderada por la Candidatura d’Unitat Popular (CUP). Pese a ello, las críticas del pasado domingo de Pablo Iglesias a David Fernández (CUP) por el abrazo del 9N con el President Artur Mas (CiU) dificultan este entendimiento. Lo que sí que parece descartado es un acuerdo con ICV.

 

‘Queremos cambiarlo todo’

Carmona aprovechó la comparecencia de ayer para criticar los presupuestos municipales aprobados el pasado viernes para 2015. En este sentido, el aspirante a la secretaría general indicó que le parece «sorprendente» que la gran apuesta del equipo de gobierno liderado por Josep Fèlix Ballesteros «sea el ladrillo de los juegos del 2017 y del Mercat Central» y no «acabar con las desigualdades sociales que hay en la ciudad».

«Tarragona tiene un 25% de paro y no creemos que sea la mejor ciudad para llevar a cabo estos grandes proyectos. Otro ejemplo de ello es el párking Jaume I», criticó Carmona, quien recordó que «los barrios obreros y el pequeño comercio lo están pasando muy mal». Por todo ello, Podemos apuesta por «cambiarlo todo». La duda es si, cambiándolo todo, todo no seguiría igual...

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También