Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Cultura popular

Polémica por la posible participación de Foc i Gresca en la Cercavila de Sant Joan

Los grupos de fuego envían una carta al alcalde pidiéndole que se respete el protocolo del Seguici, que considera necesario el visto bueno del resto de entidades en caso de incorporación

CARLA POMEROL

Whatsapp
magen de archivo de un ‘correfoc’ en Tarragona.  FOTO: Lluís Milián/dt

magen de archivo de un ‘correfoc’ en Tarragona. FOTO: Lluís Milián/dt

Polémica entre el Ayuntamiento y los grupos de fuego de la ciudad por la posible participación de la Colla de Diables Foc i Gresca en la Cercavila de Foc de Sant Joan. Se trata de uno de los actos centrales de la festividad que, hasta ahora, solo actúa el Ball de Diables de la ciudad, el Griu, el Drac de Sant Roc, el Bou y la Colla de Diables Voramar del Serrallo-Víbria de Tarragona. Estas entidades han enviado una carta al alcalde Ricomà, denunciando que el Ayuntamiento ha tomado la decisión de incorporar Foc i Gresca en la Cercavila, incumpliendo el artículo 15.3 del protocolo del Seguici. Este dice que la participación de collas invitadas deberá contar con el visto bueno de los grupos de fuego de la ciudad.

La Colla de Diables Foc i Gresca, entidad que fue recuperada en el 2009 con sede en los barrios de Ponent, lleva años intentando participar en los actos festivos de la ciudad. Finalmente, el grupo presentó hace unas semanas una solicitud para poder formar parte como colla invitada en el correfoc de Sant Joan. La petición fue trasladada a la Comissió Assessora del Seguici Popular para debatirla. Según el equipo de gobierno, la posición general de la asamblea, incluidos los grupos políticos, fue que la entidad de Ponent pudiera participar en el acto «siempre que cumplan una serie de requisitos», dicen fuentes municipales. Foc i Gresca presentó, junto con la solicitud, un dossier técnico sobre la colla, «con aspectos funcionales y operativos que los técnicos consideraron correctos», añaden.

Al enterarse de la noticia, las entidades de fuego del Seguici Popular entraron por registro un escrito pidiendo explicaciones del porqué no se había aplicado el artículo 15.3 del reglamento del protocolo, que contempla que es necesario valorar la participación de los grupos invitados según los criterios fijados por la Comissió Assessora del Seguici Popular, y siempre contando con el visto bueno de los grupos de fuego de la ciudad de Tarragona que se reflejan aquí.

En la carta, las entidades firmantes recriminan a las formaciones políticas que han solicitado la participación de Foc i Gresca en el correfoc de Sant Joan, «no haber hablado en ningún momento con el resto de grupos, que cuentan con un tejido asociativo de más de 600 personas, para que podamos expresar nuestro posicionamiento al respecto». En el escrito, las entidades piden una reunión urgente con el alcalde y con el resto de grupos políticos para poner en conocimiento «los motivos por los que estamos en contra de que, ahora, Foc i Gresca forme parte de la Cercavila de Foc de Sant Joan , así como del resto de actos de fuego municipales».

Además, también solicitan una convocatoria extraordinaria de la Assessora del Seguici Popular por haber incumplido el artículo 15.3 del protocolo.

Por su parte, el Ayuntamiento explica al Diari que «daremos audiencia a los grupos firmantes, de la misma manera que a Foc i Gresca», y añade que «la resolución que se dicte será de acuerdo con lo que prevé el protocolo, y se recogerá la opinión de los miembros de la asamblea y de los grupos de fuego». Finalmente, el equipo de gobierno convocará una reunión extraordinaria de la Comissió del Seguici para tomar la decisión definitiva.

«Todavía no tenemos respuesta»

Por su parte, Raül Arias, responsable de la Colla de Diables Foc i Gresca, asegura que «todavía no tenemos la respuesta oficial del Ayuntamiento. Solo sabemos que se han reunido». Además, Arias añade que «nunca nadie nos ha dado ningún motivo técnico por el que no quieran que participemos de los actos de la ciudad».

Josep Maria Bertran, presidente del Griu –uno de los firmantes de la carta–, explica que el motivo de su posicionamiento es que «la Comissió Assessora no ha dado los pasos necesarios en este caso». Por su parte, Martí Caparrós, presidente del Drac de Sant Roc, asegura que «si Foc i Gresca hubiera hecho las cosas bien, no tendríamos ningún problema. Pero nos hemos sentidos ninguneados», dice Caparrós, quien añade que la entidad no ha cumplido con los puntos consensuados por todos los grupos de fuego. Salvador Borrull, responsable del Bou, les acusa de «no saber hacer un correfoc en condiciones». Por su lado, Ricard Virgili, presidente de la Colla de Diables Voramar del Serrallo-Víbria de Tarragona, y Daniel Montero, del Ball de Diables, prefieren no hacer declaraciones hasta no haber mantenido un encuentro con los representantes municipales.

Temas

Comentarios

Lea También