Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Polémica por llevar el concierto de Santa Tecla a Campclar

El traslado forma parte del plan de descentralización de actividades previsto por parte del Ayuntamiento. El acto, uno de los más multitudinarios de las fiestas, tendrá lugar el 19 de septiembre

Carla Pomerol

Whatsapp
La vía central del Anillo Mediterráneo sería el lugar idóneo, según Floria, para celebrar el concierto. FOTO: Pere Ferré

La vía central del Anillo Mediterráneo sería el lugar idóneo, según Floria, para celebrar el concierto. FOTO: Pere Ferré

Hacía tiempo que el Ayuntamiento lo iba avisando. Su objetivo era descentralizar las fiestas y nunca lo han escondido. Ha llegado el momento. Este año, el gran concierto de Santa Tecla se celebrará en el Anillo Mediterráneo de Campclar, punto neurálgico de los Juegos. Por el momento, el consistorio no quiere desvelar el nombre de la banda que protagonizará el concierto, que tendrá lugar el miércoles 19 de septiembre. Se trata de uno de los actos más multitudinarios de las fiestas mayores de la ciudad. Durante unos años, el concierto se celebró en la Plaça de la Font pero el año pasado ya se mudó a la avenida Vidal i Barraquer. Este año tendrá lugar en el corazón de los barrios de Ponent. La nueva localización ha generado polémica entre la sociedad tarraconense.

En declaraciones al Diari, la concejal de Festes del Ayuntamiento de Tarragona, Begoña Floria, asegura que «el Anillo Mediterráneo es el espacio idóneo para la realización de grandes acontecimientos, por lo tanto, este concierto será una primera ocasión para hacerlo realidad, y valorar futuros actos». La concejal reconoce que el traslado del concierto forma parte del plan de descentralización «que desde el año pasado se ha trabajado». 

La historia se remonta al 30 de septiembre de 2016, cuando el pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad una moción presentada por el Círculo Podemos Tarragona Barrios. En ella se defendía la descentralización de las fiestas de Santa Tecla y se apostaba por que los barrios acogieran un mayor número de actividades organizadas por el Ayuntamiento. El consenso político surgido en torno a este asunto y la irrupción de la plataforma vecinal Farts de Soroll de la Part Alta han sido los ingredientes necesarios para justificar el traslado de actos festivos a los barrios por parte del consistorio. Ahora bien, el equipo siempre ha mantenido que los acontecimientos que forman parte de la secuencia ritual y tradicional de las fiestas –como por ejemplo las procesiones o la Baixada de l’Àliga–, no se moverían de la Part Alta. 

De Vidal i Barraquer a Campclar

El anuncio del cambio de ubicación del concierto ha causado cierto revuelo, y también dudas, entre los tarraconenses. De hecho, la polémica también estuvo servida el año pasado, cuando Txarango y Roba Estesa actuaron por Santa Tecla, y por primera vez, en la avenida Vidal i Barraquer, donde cabe destacar que la sonorización no fue la mejor. Los propietarios de los bares y restaurantes de la Plaça de la Font se quejaron porque reconocían que el día del concierto era el que más beneficios tenían.

El presidente de la Associació de Veïns de la Part Alta, Manel Rovira, lamenta el traslado del concierto y opina que «las fiestas mayores de Tarragona deben concentrarse en el centro de la ciudad, que es donde vive más gente». Rovira, resignado, asegura que «ahora ya nadie se podrá quejar, ni Farts de Soroll ni los barrios de Ponent. De aquí a poco, en la Part Alta no se hará nada. Hasta la procesión se llevarán a este paso».

La plataforma Farts de Soroll opina diferente. «Nos parece muy bien la medida que ha tomado el Ayuntamiento, era una de nuestras demandas. De esta manera, nos repartiremos el ruido y los beneficios», explica Andreu Ximenis, miembro de la plataforma, quien añade que «también podrían trasladarse a los barrios otros actos, como por ejemplo los vermuts electrónicos».

Por su parte, la presidenta de la Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT), Cristina Berrio, celebra la decisión, «ya que llevábamos tiempo luchando por esto. Por fin el Ayuntamiento se acuerda de nosotros». Berrio asegura que «ahora habrá un intercambio: los del centro deberán venir hasta aquí, al menos un día».

Los dos puntos de vista

El Diari ha preguntado la opinión a dos jóvenes tarraconenses. Sergi Garcia vive en el centro y participa en muchas entidades culturales de la ciudad. «No me parece mal que se hagan actos en los barrios, pero los platos fuertes de las fiestas deben celebrarse en el centro», asegura Garcia, quien añade que «parece que se utilice la fiesta con fines electoralistas, para dar una falsa utilidad al Anillo Mediterráneo». En cambio, Juanfran Moreno, vecino de Campclar, asegura que «por mucho que en el colegio lo explican, hasta que no vamos a la universidad sentimos las fiestas de Santa Tecla un poco lejanas. Traer aquí un acto tan destacado como este puede ayudar a que los vecinos de los barrios de Ponent se sientan más interpelados por las fiestas», asegura Moreno.

Temas

Comentarios

Lea También