Más de Tarragona

Tarragona #seriesenvena

Poli bueno poli malo, la fórmula que siempre funciona

El panorama seriéfilo nacional es rico en producciones dedicadas al género policiaco

Yolanda Fernández

Whatsapp
'La linea invisible', 'Caronte' y 'Vivir sin permiso'.

'La linea invisible', 'Caronte' y 'Vivir sin permiso'.

El género policiaco es muy pródigo en ejemplos en nuestro país. Tenemos una oferta más que extensa a nuestra disposición en las diferentes plataformas y canales de televisión. Quién no disfruta con una buena trama policial, una  investigación que da uno y mil giros, una persecución a todo velocidad con la adrenalina por las nubes o un final que te encoge el corazón. Una buena muestra de todo ello son las tres recomendaciones de hoy. Disfrutad que el confinamiento no va a ser eterno. A cuidarse familia.

LA LÍNEA INVISIBLE. El 7 de junio de 1968 el líder de ETA Txabi Etxebarrieta (Àlex Monner) cruzaba ‘la línea invisible’ asesinando a la primera de las 853 víctimas de la organización terrorista, el guardia civil gallego José Antonio Pardines (Xoán Fórneas), de solo 25 años de edad. Pocas horas después el propio Txabi era abatido en un enfrentamiento con la guardia civil, convirtiéndose en el primero en matar y el primero en morir en la historia de ETA. Tras la muerte de su líder, los compañeros de Txabi, Txiki (Anna Castillo), Txema (Patrick Criado) y Maxi (Joan Amargós), deciden vengar su muerte asesinando a su principal perseguidor, el inspector Melitón Manzanas (Antonio de la Torre). No son conscientes de que están a punto de abrir un camino plagado de dolor y venganza, de miedo y terror que marcará los siguientes cincuenta años de la historia de España.

La línea invisible ha sido dirigida por Mariano Barroso para Movistar+. A lo largo de los seis capítulos que componen este drama Barroso nos va a adentrar en los inicios de la banda terrorista. Qué les llevo a ser lo que terminaron siendo. Cómo pasaron de ser un grupo de jóvenes que querían luchar contra el régimen franquista a convertirse en crueles asesinos. Antonio de la Torre como siempre magnífico, un Àlex Monner que se mete en la piel de Txabi de forma espléndida o Anna Castillo que interpreta a una mujer comprometida con la lucha contra el franquismo pero que no comulga con la deriva violenta que ha tomado la banda terrorista, nos ofrecen un trabajo admirable. Movistar+ últimamente acierta con casi todo lo que produce.

CARONTE. Producida por Prime Video es un drama a caballo entre el género policiaco, el judicial y el drama familiar, que sigue la historia de Samuel Caronte (Roberto Álamo), un expolicía que acaba de cumplir condena por un asesinato que no cometió. Al salir de prisión, el protagonista quiere comenzar una nueva vida y olvidar su pasado. Caronte ha cursado la carrera de Derecho durante su estancia en prisión y comienza a ejercer su nueva profesión. Se centra en representar a personas con pocos recursos con el fin de evitar que caigan en el turno de oficio y así tener más oportunidades de tener una buena defensa y que no terminen en la cárcel para que no pasen el mismo calvario que pasó él.

En Caronte los guionistas utilizan la fórmula que tan buenos resultados da de juntar a una pareja antagónica, que en principio no tienen nada en común, pero que finalmente hacen equipo. De esta manera tenemos por un lado a Samuel Caronte, el visceral expolicía y ahora abogado, y por otro a Marta Pelayo (Miriam Giovanelli), una niña de familia bien que monta un bufete con Caronte para intentar ser independiente de su acaudalada familia. A lo largo de los trece capítulo de setenta minutos que conforman su primera temporada vamos a ver como Caronte afronta su nueva realidad fuera de la cárcel a la vez que intenta averiguar la verdad que le llevó a entrar en prisión ocho años atrás. Caronte es una serie un tanto irregular y con metraje de más. Se nota que tras su paso por Prime Video se emitirá en Telecinco.

VIVIR SIN PERMISO. Tiene como protagonista a Nemesio Bandeira (José Coronado) al que todo el mundo conoce como ‘Nemo’, un hombre con poder que en su pasado se enriqueció gracias a las actividades ilegales a las que se dedicaba. Sin embargo, consiguió limpiar su imagen y trayectoria hasta el punto de convertirse en uno de los empresarios más influyentes de todo Galicia. Al tiempo que le diagnostican Alzheimer, y mientras es capaz de controlarlo, busca a quien pueda sucederle, lo que provoca diversas reacciones en su familia. Sus dos hijos legítimos que nunca han tenido interés alguno por los negocios, Nina (Giulia Charm) y Carlos (Àlex Monner), de pronto intentan demostrar que cada cual es el candidato más adecuado. Por otro lado, su ahijado, el brillante e implacable abogado Mario Mendoza (Álex González), es objetivamente el más preparado, sin embargo hay algo contra lo que no puede luchar: no lleva la misma sangre. A su vez Nemo no olvida a su primer amor Ada (María Guinea), que le dio una hija, Lara (Claudia Traisac) y a la que Nemo intenta recuperar ya que ella lo repudia como padre.

El mundo del narcotráfico en Galicia, la venganza entre bandas, la corrupción en todos los estamentos políticos y sociales se reflejan de manera brillante en esta serie. Cabe reseñar el magnífico trabajo que realiza José Coronado pero me gustaría destacar sobre el resto a Luis Zahera, que hace una brutal interpretación del personaje de Ferro. Lo mejor de la serie. Aunque ya hace un tiempo que finalizó su emisión tengo que decir que ha sido durante esta cuarentena cuando le he dado una oportunidad a esta serie, y no me arrepiento. Ha sido emitida por Telecinco pero está en el catálogo de Netflix.

Temas

Comentarios

Lea También