Por si algún fiscal lo lee...

Scan City Tarraco. No es normal que un profesional presente instancias en un registro municipal y que estas, un año después, aún no hayan sido contestadas

ENRIC CASANOVAS

Whatsapp
El silencio administrativo de los ayuntamientos no es positivo ni negativo. Es vomitivo. FOTO: PERE FERRÉ

El silencio administrativo de los ayuntamientos no es positivo ni negativo. Es vomitivo. FOTO: PERE FERRÉ

Supongo que en la vida hay empresas de mayor importancia que sanear la poca nobleza y las males artes que nos rodean. Supongo que la función pública debe servir al ciudadano y jamás servir para personalismos, favoritismos a terceros, o para perjudicar, o proteger. Creo que esto tiene nombres y apellidos jurídicos. Pero no me meteré en camisas de once varas. No me atrevo. Incluso diría que, en democracia, paradójicamente da hasta miedo.

No es normal señoras y señores, que un profesional liberal, en el ejercicio de su profesión, alias arquitecto, con un encargo evaluativo de posibles o probables desajustes urbanísticos en la construcción de un inmueble, debidamente autorizado por la parte afectada, dirija de forma diligenciada y regulada dos instancias separadas unos 6 meses en el tiempo en el Registro Municipal de un Ayuntamiento, debidamente selladas y registradas, dirigidas a una área y responsable concreto, y éstas, no hayan sido contestadas. De ello ya hace más de un año de la segunda, y casi dos años de la primera.

Esto no es silencio Administrativo positivo ni negativo. Es silencio vomitivo si me permiten. No es normal, que estas instancias, debidamente preparadas por un jurista, invocando a la ley de Transparencia para acceder a los expedientes de obras de edificación en una zona concreta de la geografía costera catalana, no hayan permitido acceder estos expedientes para su análisis técnico. Ni me permiten ejercer la profesión, ni el encargo o cometido, ni permiten al afectado poder acceder a los mismos a través de mi representación. Es que ni tan solo ha habido una contesta escrita estimativa o desestimativa.

Por si algún Fiscal lo lee, diría que en los años venideros, este país, puede llegar a parecerse más a Gomorra que a Europa. No estaría demás, que la justicia destinara recursos y, si cabe, detectives para analizar lo que sucede en casos concretos y, quizás, no tan concretos dentro de estos establecimientos públicos llamados Ayuntamientos.

Ya sea dicho de paso, solo de paso, pero para no rebentar por dentro, puesto que no lo dicen las instituciones que deberían defender a nuestras profesiones liberales (léase Colegios Profesionales) no costaría nada destinar recursos para ennoblecer determinadas áreas de la función pública y evitar ya no solo la corrupción, sino la simple sospecha de la misma.

Y es que cuando el agua es transparente que las cosas se ven menos opacas. Es tan solo cuando la función pública cumple su cometido sometidos los propios funcionarios al estricto cumplimiento de la Ley. Creo que para ello se les paga del erario pública.

¿Y las incompatibilidades?

Defiendo y seguiré defendiendo la nobleza de la función pública entendida desde la ética, la transparencia y la humildad de los servidores públicos. Los hay. Muchos, Muchísimos. Pero otros muchos no los son, ni lo demuestran ni se comportan a tal fin.

Me permito además decir en voz alta y clara que tal vez haya llegado el momento de revisar de verdad donde están las líneas de la incompatibilidad entre el ejercicio de la función pública (a tiempo completo o a horas sueltas) y el ejercicio de la actividad privada en el municipio, en municipios cercanos o dentro de la comarca.

Se me ocurre pensar solo por un momento, que no sería demasiado saludable para la vergüenza ajena triangular la función publica que ejercen muchos con su actividad privada y que se vieran determinadas triangulaciones a casuales coincidencias. Y para ello solo propongo una cosa: La obligación legal de que en toda obra vuelva a haber un cartel grande y claro en la vía pública de quienes proyectan, dirigen y ejecutan las obras. Es más que saludable, es ilustrativo y muy depurativo.

Temas

Comentarios

Lea También