El Port de Tarragona retira la astilla de madera

Se han transportado más de 12.000 toneladas en colaboración con la empresa estibadora. Las condiciones para aceptar más astilla se endurecerán para evitar incidentes

Diari de Tarragona

Whatsapp
Trabajos de retirada de la astilla. FOTO: Port de Tarragona

Trabajos de retirada de la astilla. FOTO: Port de Tarragona

El Port de Tarragona, junto con la empresa estibadora, han finalizado los trabajos de retirada definitiva por transporte por carretera de las 12.626 toneladas de astillas de madera ubicadas en los muelles de Navarra y de Aragón del recinto portuario tarraconense.

Desde el pasado 21 de octubre, la biomasa ha estado saliendo a un ritmo de 600 toneladas al día. El objetivo del Port de Tarragona ha sido agilizar los trabajos para retirarla astilla hacia su destino y función final para evitar nuevos episodios de autocombustión.

La operación ha servido para retirar un material que entró en autocombustión el pasado 25 de septiembre, avivado por las fuertes rachas de viento presentes aquellos días. En el momento del incidente las pilas de biomasa situadas en el muelle de Aragón esperaban a ser cargadas a un barco. Adicionalmente, los expedientes derivados de este accidente continuarán su trámite para trasladar a los responsables de la mercancía todos los costes generados al Puerto.

El Port de Tarragona también ha endurecido las condiciones para admitir astilla de madera para evitar nuevos incidentes derivados del deterioro de la estiba. En estos momentos es imprescindible que cualquier almacenamiento de astilla de madera tenga asignado una fecha confirmada de salida en barco que, además, no supere el periodo estimado de deterioro de la biomasa que pueda generar episodios de autocombustión.

Un proceso natural

Desde el pasado noviembre de 2019 el Puerto de Tarragona tenía una ocupación autorizada de astilla de madera repartida en el muelle de Navarra con 6.700 toneladas y en el muelle de Aragón con 5.926 toneladas.

Después de un periodo prolongado de almacenamiento al aire libre, la astilla de madera puede sufrir procesos de autocombustión. En el interior de las pilas de astilla tienen lugar una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que comportan un incremento de la temperatura y variaciones en el contenido de humedad, causando un efecto chimenea, con circulación de aire desde los lados hacia la parte superior de la pila.

Ante esta eventualidad el Port de Tarragona vela para que se adopten medidas preventivas de enfriamiento de la mercancía a fin de evitar riesgos: rebaja de la altura de las pilas a 1,5 metros, segregación en varias pilas más pequeñas o áreas de enfriamiento separadas y ampliación de la superficie ocupada. Además, se procede a la remoción activa y continuada de las pilas para enfriar y homogeneizar la temperatura.

La astilla, energía para calderas

La astilla de madera es un material combustible fruto de la trituración de biomasa forestal. Su poder calorífico puede oscilar entre las 3.000 y las 3.300 kcal/kg, en función de la especie vegetal utilizada. Es una de las fuentes de biomasa de origen forestal utilizadas como fuente de energía en calderas, conjuntamente con la leña y los residuos de serrerías.

Temas

Comentarios

Lea También