Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Premio al talento creativo

La Escola d’Art i Disseny de la Diputació de Tarragona reconoce los mejores proyectos de sus alumnos en los diferentes Ciclos Formativos de Grado Superior

Gloria Aznar

Whatsapp
Los Premis Taronja se pueden contemplar en el Espai Piscina de la Escola d’Art i Disseny de la Diputació en TGN. FOTO: Pere Ferré

Los Premis Taronja se pueden contemplar en el Espai Piscina de la Escola d’Art i Disseny de la Diputació en TGN. FOTO: Pere Ferré

Los Premios Taronja han soplado este año las velas de su décimo aniversario, una década de reconocimiento al potencial de jóvenes artistas que empiezan su andadura profesional. Son los galardones que anualmente otorga la Escola d’Art i Disseny de la Diputació en Tarragona a los mejores proyectos finales de sus alumnos de los siete Ciclos Formativos de Grado Superior. Son obras que hablan de sentimientos, vivencias, convicciones e inquietudes personales. Tres de las vencedoras de esta edición, Ana, Paula y Sílvia, explican al ‘Diari’ cómo se desarrolló su proceso creativo. 

WO/MAN es la propuesta de Ana Gómez, que tenía claro que quería hacer una pieza de ropa, que las ilustraciones, la mayoría en lápiz, se pudieran llevar después. El resultado son dibujos sobre seda artificial en una colección de pañuelos de tres tamaños como tributo a Gabrielle Chanel, Grace Coddington y Patti Smith, «las tres mujeres que me han inspirado», cuenta esta diseñadora, quien se sumergió en cada detalle de sus biografías para montar el collage. Un mapa ilustrado de sus vivencias, tres trayectorias capturadas para lucir en el cabello, el cuello o el bolsillo. 

Premiados

  • Animación: Darakth Teixidor
  • Artes aplicadas al muro: Paula Martín
  • Fotografía: Marina López
  • Gráfica interactiva: Núria Pacheco
  • Gráfica publicitaria: Sílvia Iglesias
  • Ilustración: Ana Gómez
  • Joyería artística: Marta Garcia

«En el caso de Gabrielle lo hice en negativo porque esta radiografía quedaba más oscura, que es realmente como fue su vida. Las de Patti Smith son ilustraciones con el fondo blanco como una cuadrícula de libreta porque ella siempre llevaba una y con Grave Coddington utilizo ilustración digital. Por su relación con ‘Vogue’ quería darle este punto gráfico, de revista», explica. 

Por su parte, Paula Martín plantea en Stage «un diálogo a partir de lo efímero. Hago todo un discurso online que después llevo a las obras de gran formato para concluir con un libro de artista», comenta. Paula habla del individuo en el contexto social actual que no es otro que «vivir a través del móvil otra vida que no es real, pero que al mismo tiempo sí puede serlo», reflexiona. 

Detrás de Stage hay «todo un malestar asociado a una vivencia personal, a una depresión, por lo que refleja un dolor físico y emocional», revela Paula. Esta artista utiliza técnicas innovadoras como «plataformas digitales a través de Instagram, códigos Bidi y Gif, así como el fumage, que no se puede controlar», aclara. La autora apunta a Tracey Emin como su máxima referente. Sin embargo, subraya que «no se trata de una crítica social ni tampoco de una obra feminista».

Finalistas

  • Animación: Roger Bosque y Arantxa Carbó
  • Artes aplicadas al muro: Morgana Àvila y Arantxa Nova
  • Fotografía: Cristina Antillés y Maia Pacheco
  • Gráfica interactiva: Marta Pàmies y Aleksandra Gimenez
  • Gráfica publicitária: Clara Madurell y Joana Sànchez
  • Ilustración: Clarisa Garcia y Laya Garcia
  • Joyería artística: Raquel Aliaga y Albert Bertomeu

Mientras, la inclusión social es el eje de Jujol. Museu inclusiu, que a Sílvia Iglesias le llegó como un encargo. «La idea partió de mis convicciones personales, de crear un espacio que permitiera hacer una difusión de la figura de Jujol que llegara a todo el mundo y al mismo tiempo de romper el concepto tradicional de museo que tenemos». En este sentido la obra de Sílvia refleja lo que en su opinión deberían hacer los museos. A saber, «fomentar el empoderamiento de colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión y otros aspectos que son muy importantes y que a veces olvidamos, como la convivencia intergeneracional o la interculturalidad». Para ello trabajó en la línea de la corriente ‘diseño para todo el mundo’ con colores muy contrastados, «blanco y negro y pastel para crear un espacio cálido. Y jugué con las transparencias o elementos táctiles como el código braille», manifiesta. 

Otros alumnos premiados son Darakth Teixidó por su corto de animación Bit Beat; Marina López, que trata el género del bodegón a través de la fotografía en La casa de las flors; Núria Pacheco, que inventó en LoveType una tienda de fuentes tipográficas y Marta Garcia, quien en La Ruta de la Seda reivindica el feminismo.

Temas

Comentarios