Más de Tarragona

Tarragona Seguridad

Preocupación en TGN por el aumento de robos en vehículos estacionados en parkings

Los Mossos d’Esquadra han registrado durante el mes de abril un total de 5 denuncias. La policía ha detenido a dos individuos que actuaban principalmente en el Pont del Diable

CARLA POMEROL

Whatsapp
Un vehículo, víctima de un robo y con el cristal roto, el pasado mes de diciembre. FOTO: CEDIDA

Un vehículo, víctima de un robo y con el cristal roto, el pasado mes de diciembre. FOTO: CEDIDA

Los Mossos registraron, solo durante el mes de abril, un total de cinco denuncias por robos con violencia en el interior de vehículos aparcados en los aparcamientos municipales y disuasorios. Los hechos se han registrado principalmente en los parkings de Joan XXIII, el del cementerio, el del Pont del Diable y el de la estación de autobuses. El modus operandi que utilizan los ladrones es casi siempre el mismo: rompen con un objeto contundente –piedra o destornillador– el cristal de una de las ventanas de atrás. De esta manera acceden al coche y se llevan las cosas de valor. Los Mossos detuvieron dos personas el pasado 26 de abril por su supuesta implicación en al menos cinco de estos robos.

En la mayoría de los casos, los conductores pagan un dinero para que su coche esté vigilado. Por eso, si al llegar al lugar, se encuentran el vehículo dañado, la indignación todavía es mayor. Es el caso de Joan –nombre ficticio– de nuestro protagonista. Los hechos que él denuncia ocurrieron en diciembre, pero ahora el asunto vuelve a ser noticia. Joan vive a las afueras de Tarragona y desde hace ocho años deja su coche durante toda la jornada laboral en el aparcamiento municipal soterrado de Joan XXIII. Nunca ha tenido ningún problema, hasta el pasado diciembre, cuando al llegar al coche –ese día aparcado en la tercera planta–, se dio cuenta de que le habían rebentado la ventana trasera del conductor. «Tenía una bolsa a la vista, pero no se llevaron nada. Quizás buscaban dinero», explica Joan.

La empresa municipal que gestiona los aparcamientos (AMT) exigía una denuncia a los Mossos para que el seguro se hiciera cargo de los daños. «La compañía actuó muy bien, me pidió disculpas y se hizo responsable», comenta Joan. Se accedió a las cámaras de vigilancia del equipamiento pero, por una cuestión de protección de datos, las imágenes eran muy limitadas y apenas se veía nada.

Como Joan, son muchos los tarraconenses que en los últimos meses han sido víctimas de robos en sus vehículos. Así lo confirman desde Carglass –taller experto en la reparación y sustitución de lunas de coches–. «La verdad es que hay épocas de todo. Hay días que nos vienen siete u ocho coches con la ventana rota, y otras semanas que no tenemos ninguno. Va por rachas y nos damos cuenta que el aumento se detecta cuando sale algún perla del calabozo», explica un trabajador de Carglass consultado por el Diari.

Pese a los datos de los Mossos d’Esquadra, la empresa de Aparcaments Municipals de Tarragona (AMT) insiste en que todavía es pronto para saber si la tendencia van a la alza. Según la AMT, durante todo el año pasado se registraron cuatro robos en interiores de vehículos, que tuvieron lugar en los aparcamientos municipales del Saavedra, Avinguda Catalunya, Tarraco y Joan XXIII. A fecha de 31 de marzo de este año, la empresa solo reconoce un robo en el parking de la Imperial Tarraco, y que no fue en su interior, sino que se llevaron el logotipo de Mercedes.

Usuarios y abonados piden que se instalen cámaras de vigilancia en los parkings. Por su lado, la empresa asegura que, pese a no estar obligados a tenerlas, hay parkings en los que sí hay cámaras enfocadas a los accesos, con el objetivo de que el guarda esté pendiente de cualquier incidencia.

Dos detenciones

Los Mossos detuvieron, el pasado 26 de abril, dos individuos que formaban parte de una red que se dedicaba a robar en el interior de vehículos estacionados principalmente en el aparcamiento del Pont del Diable. La detención tuvo lugar en El Morell, como resultado de un importante despliegue policial. El cuerpo considera que estos dos presuntos ladrones estarían relacionados con al menos cinco robos con fuerza, perpetrados durante los últimos tres meses. En el momento de la detención, se encontraron objetos que correspondían a los denunciantes y otros que utilizaban para cometer los delitos, como por ejemplo, un pendrive, una sudadera o guantes de látex. Con esta actuación, los Mossos prevén que se reduzcan los robos de este tipo.

Temas

Comentarios

Lea También