Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Preocupación por unos animales abandonados tras morir su dueño

La Guàrdia Urbana de Tarragona está realizando gestiones con los propietarios del solar para una actuación urgente
Whatsapp
Imagen de algunas cabras en el citado inmueble del Camí de l´Ermita de la Salut. Foto: Lluís Milián

Imagen de algunas cabras en el citado inmueble del Camí de l´Ermita de la Salut. Foto: Lluís Milián

La precipitada muerte de un hombre que ocupaba una finca situada en el Camí Ermita de la Salut, donde tenía diversos animales de granja, ha provocado que la Guàrdia Urbana haya iniciado gestiones con los dueños del terreno para poder realizar una actuación urgente ante el estado de abandono que presentan dichos animales. Aunque inicialmente se pensaba que otra persona vivía en el terreno, los agentes no lo han podido localizar.

Desde hacía tiempo, un ciudadano brasileño ocupaba dicha finca, según él, con el permiso de los dueños que viven en Barcelona. Sin embargo, la Guàrdia Urbana comprobó que los titulares de la finca son dos mujeres residentes en Tarragona.

El 16 de julio, la Unitat de Medi Ambient (UMA) de la Guàrdia Urbana, a petición del Departament de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento, accedió al solar para comprobar su estado. Observó gran cantidad de suciedad y otros residuos, hierbas y vegetación, además de los animales de granja. Se hizo constar que el terreno se encontraba en unas malas condiciones higiénicas sanitarias. Además, el hombre tenía ocupado también parte de un solar que es de propiedad municipal.

En sus conclusiones , los agentes constataron que se incumplía la Ordenança General de Convivència Ciutadana i ús dels Espais Públics, en lo referente a limpieza de solares. Tampoco se respetaba la prohibición, dentro del núcleo urbano, del establecimiento de vaquerías, establos, cuadras, corrales de aves o cualquier tipo de animal de granja, según el artículo 164.

Ante la muerte del hombre –falleció ahogado a las ocho de la tarde del pasado día 1 en la playa de la Arrabassada-, los agentes realizaron el día 2 una comprobació. La finca estaba cerrada con una cadena. Desde el exterior se observaban nueve cabras, tres gallinas, dos ocas y dos perros. Dichos animales no son atendidos por nadie, por lo que los agentes aseguran que es necesaria una actuación urgente para evitar que mueran por inanición.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También