Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Primer paso para aliviar la macrorrotonda de la T-11

Esta semana ha empezado a pintarse el sentido unidireccional de Les Gavarres, una medida que se anticipa al incremento de tráfico que producirá la llegada de Ikea

Núria Riu

Whatsapp
Empleados municipales han empezado a pintar las calles de Les Gavarres, que serán unidireccionales.  FOTO: pere ferré

Empleados municipales han empezado a pintar las calles de Les Gavarres, que serán unidireccionales. FOTO: pere ferré

La macrorrotonda de Les Gavarres es uno de los puntos con más flujo de vehículos y más peligroso del territorio. Se registran incidencias reiteradamente. Sin embargo, al tratarse de colisiones de pequeño alcance, que a menudo acaban con un parte amistoso, hace que no haya datos oficiales que lo certifiquen.

Esta rótula de comunicaciones entre dos grandes arterias principales como son la T-11 y la A-7 –en la que hay hasta tres carriles– se ha convertido en un objetivo a evitar para muchos conductores. Y la próxima implantación de la superficie comercial Ikea a escasos metros, con el notable incremento de vehículos que comporta un establecimiento de estas características, obliga a poner definitivamente encima de la mesa la necesidad de buscar soluciones.

«Se están estudiando diferentes opciones de cara a la inminente llegada de la compañía Ikea»
Josep Acero

El cambio más inminente será en la zona comercial y de ocio Les Gavarres. Esta misma semana el Àrea de Mobilitat del Ayuntamiento de Tarragona ha iniciado los trabajos para modificar la circulación interior de este polígono. Al tratarse de una zona con tan solo dos calles principales, se está ultimando un circuito interior, con una calle de subida y otra de bajada, de forma que serán unidireccionales.

Los vehículos que accedan a través de la T-11, cuando lleguen a la primera rotonda –la de la antigua comisaría de los Mossos– se verán obligados a tomar la primera salida, la de la calle Joan Amades i Gelats. En cambio, la calle Josep Maria Folch i Torres (la de los cines) tan solo será de bajada.

Prueba de fuego
Los trabajos de señalización se iniciaron a principios de semana. «Es una medida que han estudiado conjuntamente los técnicos de movilidad del Ayuntamiento y del Estado y que dará más fluidez a la macrorrotonda», explica el concejal responsable de esta área, Josep Acero. Se prevé que en los próximos días los trabajos puedan darse por terminados y comenzarse a implantar el cambio en estos primeros días del inicio de la campaña de Navidad.

El gestor administrativo de la Agrupació d’Interès Econòmic (AIE) de Les Gavarres, Ramon Rull, explica que «la mayoría de operadores está de acuerdo con que mejorará el flujo de vehículos». Describe que es especialmente durante los sábados por la tarde, en la franja de seis a ocho, y durante los días festivos, cuando se registran los principales problemas. «A veces, cuesta de salir. En cambio, con el sentido único, todo será más fluido», argumenta.

«Estamos muy preocupados por intentar descongestionar la rotonda»
Ramon Rull

Rull considera que «descongestionar» este ámbito es «una medida más». Las próximas semanas, cuando miles de conductores irán de compras, al cine o a disfrutar de la pista de hielo, será una buena prueba de fuego. «Esperamos que funcione bien», dice el representante de los empresarios. Sin embargo, esta organización apunta que «es una solución a corto plazo, pero no la definitiva ya que todos estamos muy preocupados por intentar descongestionar la rotonda y reducir el flujo de vehículos. Ikea será el detonante, por lo que tenemos que aprovechar estos meses hasta su llegada para sacar coches», argumenta Rull.

Acceso desde La Floresta
Evitar esta confluencia es el objetivo. Por ello, otra de las medidas que está encima de la mesa es que los coches procedentes del centro de Tarragona accedan a Les Gavarres desde La Floresta. «Está claro que con el tiempo habrá que potenciar esta entrada que, de hecho, ya se está utilizando más», argumenta Acero.

Los negocios de esta zona comercial y de ocio hace tiempo que vienen reivindicando que se apueste decididamente por esta alternativa. «Los carteles que se instalaron son muy pequeños y mucha gente aún no conoce esta posibilidad. Tendría que señalizarse de forma más clara y que se lo encontrasen delante de las narices», argumenta Rull.

Los empresarios de Les Gavarres piden un acceso desde la A-7 para los vecinos de Llevant

Los operadores plantean también la posibilidad de habilitar un nuevo acceso desde la A-7 en dirección sur, a la altura del polígono Riu Clar. «Sería la entrada a Les Gavarres para todos los vecinos de Llevant», asegura el gestor de la AIE.
Esta alternativa, no obstante, es la más costosa económicamente y en cuanto a tiempo ya que el visto bueno tendría que darlo el Ministerio de Fomento a través de la Dirección General de Carreteras. De hecho, según el Ayuntamiento, hay un trabajo conjunto en el que participa también la Subdelegación del Gobierno para estudiar las diferentes alternativas que hay encima de la mesa.  

Las reuniones se hacen, mientras los técnicos municipales han evaluado a nivel interno cómo afectará a la movilidad el desarrollo del plan parcial 10, en el que además de Ikea se construirán 1.200 viviendas. «Son cuestiones que nos estamos planteando, porque está claro que comportará un incremento de tráfico. En estos casos, la entrada tiene que ser por un lado y la salida por otro», avanza el concejal del Partido Popular. 

Según el calendario previsto, los trabajos de urbanización de este entorno está previsto que comiencen a principios del próximo año, y en primavera podrían iniciarse las obras para la llegada del gigante de muebles low cost.

Comentarios

Lea También