Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Prisión para el acusado de asaltar dos gasolineras con una navaja en Reus y Constantí

El hombre huyó de los Mossos de manera temeraria y lo pudieron detener en la azotea de un edificio

EFE

Whatsapp
Imagen de la camera de seguridad donde se ve el momento del atraco en el establecimiento.

Imagen de la camera de seguridad donde se ve el momento del atraco en el establecimiento.

El juez ha acordado enviar a prisión a un hombre arrestado tras una persecución en la que intentó embestir a un vehículo policial, acusado de asaltar dos gasolineras de Reus y Constantí, en Tarragona, y de amenazar a las trabajadoras con un cuchillo de grandes dimensiones.

Según han informado hoy los Mossos d'Esquadra, el detenido, de 47 años, nacionalidad española y vecino de Constantí, acumula quince antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y ha ingresado ya en prisión preventiva por orden del juzgado de guardia de Tarragona.

El hombre fue arrestado el pasado miércoles, 26 de abril, tras asaltar hacia las ocho de la tarde una gasolinera en Reus, donde entró, según los Mossos, tapándose el rostro y blandiendo un cuchillo de más de 30 centímetros, con el que intimidó a una trabajadora.

Tras obtener un botín de 175 euros, el asaltante se dio a la fuga en un turismo, en una huida en la que intentó embestir un vehículo policial.

En su huida, el hombre chocó con una acera en una plaza de Constantí, ante lo que tuvo que abandonar el vehículo, seguir su fuga a pie y esconderse en una zona de edificios, según el relato policial.

Los Mossos d'Esquadra le localizaron desde la azotea de un edificio, escondido detrás de una montaña de escombros, y le pudieron detener.

Una vez en comisaría, los investigadores le relacionaron con otro atraco parecido cometido en una gasolinera de Constantí, cometido el pasado 22 de abril, cuando accedió con un pasamontañas en el establecimiento y utilizó un cuchillo de grandes dimensiones para intimidar a las trabajadoras, antes de huir con un botín de 140 euros, añaden los Mossos

Temas

  • TARRAGONA

Lea También