Prohibida la música sólo en las terrazas de las calles Lleida y Governador González de TGN

El Ayuntamiento de Tarragona firma un decreto con esta medida tras recibir múltiples denuncias por incumplimientos

Carla Pomerol

Whatsapp
Algunas de las terrazas de la calle Governador González, este jueves por la tarde. FOTO: Pere Ferré

Algunas de las terrazas de la calle Governador González, este jueves por la tarde. FOTO: Pere Ferré

El Ayuntamiento prohibe, a través de un decreto firmado hace apenas tres días, cualquier actuación musical en las terrazas de los bares y restaurantes de las calles Lleida y Governador González. El motivo es las múltiples denuncias y quejas vecinales que se han registrado en las últimas semanas relacionadas con la celebración de conciertos en ambas vías. El resto de calles, tal como se contempla en un decreto anterior marcado por la pandemia, podrán realizar actuaciones musicales en formato acústico o ambiental, sin altavoces, antes de comer y de cenar. 

Esta negativa por parte del Consistorio podría generar un agravio comparativo entre las diferentes zonas de la ciudad, teniendo en cuenta que las dos calles castigadas pertenecen al entorno de Corsini. Por su parte, la concejal de Domini Públic, Cinta Pastó, deja claro que «en los últimos meses no hemos recibido ni una, ni dos, ni tres denuncias referentes a establecimientos de estas dos calles. Estamos de acuerdo en que pueda haber música ambiente en una terraza, lo que no es permisible es que se celebren conciertos que reúnan un número tan importante de gente, saltándose así las normas anticovid». La concejal añade que «se ha avisado muchas veces» y, al no respetar la regulación, el Consistorio ha tomado la vía rápida.

Consecuencias fatales

En la parte expositiva del recién decreto, se asegura que «se han constatado incumplimientos relacionados con los horarios y con las condiciones de las actuaciones musicales, que han constituido puntos de aglomeración de personas», y añade que «se han recogido quejas y denuncias vecinales, tanto a través del Ayuntamiento como de la Guàrdia Urbana, por molestias de ruidos y por dificultar el acceso a edificios». 

Con todo ello, el Consistorio advierte a los propietarios de estos establecimientos de las calles que la vulneración de esta prohibición implicará la revocación de la autorización de terraza, es decir, no podrán ocupar la vía pública. 

Temas

Comentarios

Lea También