Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Puesta de largo del comercio en el Teatre de Tarragona

La crónica | El Teatre Tarragona acogió anoche la primera entrega de los premios Fòrum Comerç, en los que se hizo especial hincapié en el centenario del Mercat Central.

Núria Riu

Whatsapp
El Teatre Tarragona se llenó para la entrega de los primeros premios dedicados al comercio. FOTO: LLUÍS MILIÁN FOTO: LLUÍS MILIÁN

El Teatre Tarragona se llenó para la entrega de los primeros premios dedicados al comercio. FOTO: LLUÍS MILIÁN FOTO: LLUÍS MILIÁN

Cuando faltan 44 días para la inauguración del nuevo Mercat Central, el Ayuntamiento de Tarragona quiere reconciliarse con el comercio. Al menos esta fue una de las sensaciones que dejó anoche la primera gala de entrega de premios Fòrum Comerç, organizada junto con Pimec, y que reunió a la flor y nata de este sector.

La puesta de largo fue por todo lo grande. El escaparate escogido, el Teatre Tarragona. En el auditorio, autoridades políticas, de los cuerpos de seguridad, la Cambra de Comerç, el puerto, la patronal Pimec y los colegios profesionales. Y los homenajeados, 68 comerciantes que ya sea por la longevidad de sus establecimientos, en representación de las asociaciones comerciantes o por la trayectoria de sus tiendas ayer recibieron un cálido aplauso de un teatro lleno hasta la bandera.

La gala empezó con media hora de retraso según lo previsto. En el escenario, la Big BND amenizó una jornada a ritmo de Boig per tu o Mediterráneo , y en la que el público no se animó a cantar cuando se repasaron algunas de las melodías que nos han dejado grandes anuncios como la canción del Cola Cao o la mítica A casa vuelve por Navidad, de turrones El Almendro.

Sin lugar a dudas, una de las personas más emocionadas durante la velada era la concejal de Comerç de Tarragona, Elvira Ferrando, quien destacó que la de anoche era «la gran fiesta en mayúsculas del comercio de Tarragona». Ferrando, que en el último año y medio ha sido quien ha tenido que lidiar con la recta final de las obras del Mercat Central, hizo una mención especial al premio que ayer se concedió a esta institución, coincidiendo con el centenario de su construcción. Y, en este sentido, aseguró que su apertura «le situará de nuevo en el meollo de la ciudad».

Hasta cuarenta tiendas recogieron uno de los diplomas que avalan su trayectoria. Una mención especial merecen los nueve que llamaron en la parte final, todos ellos centenarios, y en el que el sector de los dulces y la panadería fueron protagonistas.

Acto seguido, las asociaciones comerciales, con la presencia de hasta diecinueve organizaciones en representación de todos y cada uno de los barrios de la ciudad. Y es que, para que luego no haya malestar, que en estas cosas es habitual, nadie podrá decir que quien diseñó la entrega no midió bien sus decisiones. Los premios Fòrum Comerç fueron uno para Llevant, otro para Ponent y un tercero para un establecimiento del centro, Blue Denim, que ha conseguido darse a conocer a través de su escaparate virtual.

Y, finalmente, y cuando ya prácticamente el acto llevaba dos horas (sumándole el retraso), llegó el turno del discurso de las autoridades. Por parte de la Generalitat, el conseller de Interior, Jordi Jané. Y ¿qué hacia todo un responsable de seguridad en un acto sobre comercio? Jané, que es muy dado a la palabra, aprovechó no tan solo para recordar que venía de familia de comerciantes, sino que incluso consiguió un aplauso para los cuerpos de seguridad que en el último año han conseguido reducir en un 34% los robos en establecimientos comerciales.

Y el encargado de clausurar el acto fue el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, quien reivindicó que el modelo tarraconense, «con sus tiendas repartidas por toda la ciudad», representa una «fortaleza» que es «motor económico de la demarcación». Ballesteros se mostró convencido de que Tarragona recuperará a una de sus locomotoras con la inminente inauguración del mercado.

Con el alcalde culminó un acto con el comercio como protagonista pero en el que no se escuchó la voz de ninguno de los representantes de este sector. No vaya a ser que se rompiera la armonía.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También