Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Qué hacemos con las ocho vergüenzas de Tarragona?: De la Tabacalera al Fortí de la Reina

Dos arquitectos tarraconenses, Agustí Pujol y Enric Casanovas, proponen, a instancias del Diari, sus soluciones para la fachada marítima y diversos edificios abandonados

Xavier Fernández

Whatsapp
Los edificios del preventorio se hallan en pésimo estado de conservación. Foto: Jaume Cardona

Los edificios del preventorio se hallan en pésimo estado de conservación. Foto: Jaume Cardona

Imagen de la que fuera una espectacular bolera frente a la Ciutat Residencial. Foto: Lluís Milian

Imagen de la que fuera una espectacular bolera frente a la Ciutat Residencial. Foto: Lluís Milian

El antiguo Hospital de la Mare de Déu de la Salut ha sido totalmente tapiado. Foto: Pere Ferré

El antiguo Hospital de la Mare de Déu de la Salut ha sido totalmente tapiado. Foto: Pere Ferré

Las vías parten Tarragona y son una brutal cicatriz que impide el acceso desde el centro de la ciudad a la playa. Foto: Lluís Milian

Las vías parten Tarragona y son una brutal cicatriz que impide el acceso desde el centro de la ciudad a la playa. Foto: Lluís Milian

La plataforma está cerrada para evitar accidentes, pero se puede acceder sin problema alguno. Foto: Lluís Milian

La plataforma está cerrada para evitar accidentes, pero se puede acceder sin problema alguno. Foto: Lluís Milian

El Ayuntamiento ha adecentado un poco el Jardí Vertical durante las últimas semanas. Foto: Lluís Milian

El Ayuntamiento ha adecentado un poco el Jardí Vertical durante las últimas semanas. Foto: Lluís Milian

El interior del Fortí de la Reina es un solar lleno de hierbajos. En su día fue un restaurante de lujo. Foto: Pere Ferré

El interior del Fortí de la Reina es un solar lleno de hierbajos. En su día fue un restaurante de lujo. Foto: Pere Ferré

LA TABACALERA

Ser un museo o acoger las dependencias municipales

Agustí Pujol, arquitecto

Me inclino por la centralización de todas las dependencias municipales dispersas por la ciudad, trasladando todos los servicios del Ayuntamiento, a excepción de la parte institucional, que debería mantenerse en la Plaça de la Font. Además de dar utilidad a tan fantástico inmueble, haría falta la ordenación de toda la zona delantera, con el derribo de los edificios existentes, abriendo y acercando la ciudad al margen del río Francolí y creando una nueva zona verde accesible al público.

Enric Casanovas, arquitecto

El museo arqueológico desea estar en Tabacalera. Y Tabacalera pide a gritos ser museo arqueológico. Vayan y visiten el Museo arqueológico de Napoli y entenderán su similitud y posible grandeza. Hay que aglutinar en este edificio todo el potencial arqueológico de la ciudad para que los más de tres millones de piezas almacenadas puedan exponerse. Es necesario reubicar la facultad de estudios arqueológicos clásicos y otros equipamientos afines. Tabacalera no se puede destruir colocando dentro lo que no se sabe dónde colocar en la ciudad.

EL PREVENTORIO DE LA SAVINOSA 

Construir un túnel bajo el edificio para unir las playas

Agustí Pujol, arquitecto

Parece que se ha desatascado el tema. Falta una mejora de la accesibilidad a dicho enclave, además del actual. Se tendría que aprovechar para acceder a la finca desde la Via Augusta, salvando la barrera de la vía del tren. Propondría la unión de las dos playas colindantes mediante la construcción de un vial enterrado, a modo de túnel, por debajo de la edificación existente y que discurra paralelo a la vía. Hay que combinar el uso público y la iniciativa privada, si queremos que se haga algo algún día.

Enric Casanovas, arquitecto

Es una lástima su estado. Felicito el protagonismo positivo del Colegio de Arquitectos por la primera fase clasificativa para la redefinición de su futuro. Es nuestro papel como colectivo. Pero debo cuestionar duramente la propuesta ganadora pues en ningún momento ha redefinido usos, tal y como establecían las bases. Más bien ha indefinido los usos saltándose las bases concursales y los objetivos de la adjudicación en la segunda fase. Lamentable que sólo se valoren propuestas ganadoras que pretendan construir más metros cuadrados «por si acaso» los usos futuros lo reclaman. Podría ser una salida hacia un resort futuro de forma encubierta.

LA CIUTAT RECIDENCIAL

Recuperar el uso vacacional y crear una gran zona verde

Agustí Pujol, arquitecto

Lo más adecuado, tanto por su arquitectura como por la inversión a realizar, sería recuperar el uso para el que fue creado.

Un equipamiento residencial de tipo vacacional, público o privado, es lo mejor que se podría hacer. En cuanto a la zona entre la carretera y el ferrocarril, propondría equipamientos para la playa Larga, con un buen aparcamiento y accesos del estilo del de Cala Romana.

Enric Casanovas, arquitecto

Es una manifestación de inutilidad política y estratégica a raudales. Una finca enorme con muchos edificios cerrados. Hay que devolver esa gran finca verde a la ciudad.

Debe existir una obligación moral de reactivar los edificios para el uso vacacional que los vio nacer, visto siempre desde un punto de vista de su carácter social identificativo. ¿Por que no compaginar verde público abierto y uso vacacional delimitado?

Tarragona será icono de turismo de calidad si la Ciutat Residencial vuelve a funcionar. Si no es así, nuestro futuro turístico de calidad no arrancará jamás.

EL ANTIGUO SANATORIO CASABLANCA

Equipamiento sanitario o derribo y hacer un mirador

Agustí Pujol, arquitecto

Por la singularidad del lugar y su extraordinaria situación, cualquier uso que se le de será favorable. Yo no inventaría nada y volvería a hacer un equipamiento sanitario, promovido y financiado por la administración que corresponda.

Enric Casanovas, arquitecto

Un gran espacio perdido de la ciudad y del ciudadano cerrado injustamente desde hace años. En este espacio imagino una gran plataforma verde, libre de edificación que resuelve la necesidad de espacio exomurallas. La parte alta de la ciudad necesita una gran plataforma verde elevada como supermirador. Se trataría de otro gran balcón de la ciudad. Una posibilidad de recuperar el perímetro de piedra del promontorio en que se situaba Tarraco y mejorar el sky-line tan perjudicado por la parte este de la ciudad.

Se han construido demasiados edificios malos cerca de este promontorio y conviene esponjarlo y restaurarlo paisajísticamente. Es una gran oportunidad para la parte alta de la ciudad. Pensemos en la ciudad francesa de Carcassone. Bien seguro que nos inspirará.

LA FACHADA MARÍTIMA

Cubrir las vías con plataformas y un jardín colgante o ‘hacerles un homenaje, modernizarlas y saltarlas’

Agustí Pujol, arquitecto

Para solucionar el problema de las vías de una forma económicamente viable y que no tenga que depender del aprovechamiento urbanístico del sector, propongo cubrirlas por medio de plataformas escalonadas, comunicadas entre sí mediante escaleras mecánicas y ascensores. Habría que dotar las plataformas de equipamientos, locales comerciales, zonas recreativas, jardines e, incluso, láminas de agua de interconexión. Todo ello como un jardín colgante que cambiaría el perfil de esa zona, sin perder la imagen del Balcó.

Enric Casanovas, arquitecto

Las vías han salvado las playas de la especulación urbanística. Ocho kilómetros de costa protegidos por las vías desde Tarragona a Tamarit. Ha llegado el momento de hacer un homenaje a las vías, modernizarlas y saltarlas, por encima o por debajo, con un proyecto de permeabilidad viaria. Hay sobrados ejemplos en Eurasia de transformación viaria en elementos arquitectónicos y paisajísticos elevados. ¿Por qué no una gran vía de tren convertida en un elemento lineal elevado que sea una arquitectura viva e integrada en el paisaje?

PLATAFORMA DEL MIRACLE

Derruirla o ubicar una zona comercial

Agustí Pujol, arquitecto

Por el coste económico de su inversión, creo que lo mejor sería aprovechar la superficie superior para ubicar equipamientos vinculados a la playa del Miracle, sean del sector de la restauración, comercial o de servicios. Por la parte inferior, es correcto el uso de aparcamiento, pero mejorando la luminosidad actual.

Enric Casanovas, arquitecto

Se trata de un pecado paisajístico, inútil, y una herida imborrable, ya decimonónica, para una magnífica playa que corre el riesgo de ser memorizada con esta atrocidad. La playa del Miracle debe ser una playa urbana accesible y blanda, sin coches. Pensemos en la playa del Sardinero, en Santander o la playa de la Concha en San Sebastián.

Debe recuperarse terreno secuestrado por la plataforma eliminando el aparcamiento y generando un ámbito de arboledas o pequeñas pinedas; en todo caso jardines. Debe ser un espacio al pie de Tarragona que invite al uso con un acceso permeable desde el centro de la ciudad.

Debe vincularse con el proyecto de conectividad vertical del Balcó del Mediterrani. No de la forma que se pretende hacer, con la pasarela del Port. Nos vamos a arrepentir demasiado pronto de haberla aceptado.

JARDÍ VERTICAL TABACALERA

Rediseñar la jardinería o abrir los espacios

Agustí Pujol, arquitecto

La idea fue buena. En lugar de rehabilitar una fachada sin valor arquitectónico, le ponemos un paramento por delante. Se optó por un jardín vertical que, ademas de la novedad, podía ser el más grande de Europa. Por culpa de las dificultades de mantenimiento, el que tenía que ser nuestro símbolo de modernidad y de ciudad inteligente, se ha convertido en un elemento que no cumple las expectativas. Es conveniente un rediseño de la jardinería y sus componentes para lograr un mantenimiento fácil e intentar recuperar la imagen.

Enric Casanovas, arquitecto

En su momento opiné y opino que fue un error histórico pretender convertir en fachada principal la fachada posterior de Tabacalera. Los jardines verticales son propios de urbes superdensas. No es el caso de Tarragona. Conlleva un gran coste de mantenimiento inviable y riesgo de salubridad permanente. Existen soluciones para hacer penetrable y transparente este edificio a ambas avenidas. Jamás debieron abandonarse sus jardines interiores. Se deben abrir al público y rediseñar la fachada que da al río Francolí.

FORTÍ DE LA REINA

Cuidar el entorno y poner otro restaurante

Agustí Pujol, arquitecto

Fue bonito mientras duró... ¡Qué barbaridad y que lástima el derribo del antiguo restaurante! Creo que la ciudadanía deberíamos haber podido frenar el proceso judicial.

Aunque realizado en cartón-piedra, era muy digno y necesario, sobre todo como lugar de banquetes y grandes celebraciones, más que como restaurante convencional.

No lo considero actualmente una prioridad para la ciudad, aunque, salvando las cuestiones urbanísticas, por el éxito que tuvo volvería a implantar un local como el que había.

Enric Casanovas, arquitecto

Una cruzada que fue un grave error histórico para la ciudad. Se ha perdido un emblema e icono de reactivación de un punto importante de la ciudad.

El urbanismo del siglo XXI debe validar usos de diversa índole en zonas verdes, como hotelero, restauración y otros que, desde la perspectiva de reutilización de edificios, permita salvar edificios, apuntillar usos, cuidar el paisaje y evitar zonas residuales verdes urbanas que son intransitables, e incluso inseguras. Actualmente esta zona es la antítesis de un espacio urbano amable y vivo.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También