Quejas por los contenedores con tarjeta de Tarragona

Ayer comenzaba el cierre de contenedores en Bonavista en medio de reticencias. Un grupo de educadores acompañará el proceso

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
A partir de ahora se necesita una tarjeta o App para abrir los contenedores gris y marrón. FOTO: FABIÁN ACIDRES

A partir de ahora se necesita una tarjeta o App para abrir los contenedores gris y marrón. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Ayer estaba anunciado el cierre de los contenedores gris (resta) y marrón (orgánica) en el barrio de Bonavista que, a partir de ahora, solo se podrán abrir con una tarjeta o una aplicación móvil. La medida, no obstante, no se puso en práctica hasta ayer por la noche.

Sin embargo ayer por la mañana, y pese a que entonces los contenedores todavía estaban abiertos pudimos constatar como en dos islas ubicadas cerca de la rambla del barrio, había desperdicios al lado de los contenedores. «Si de normal dejan la basura fuera, imagínese si necesitan una tarjeta... Nos va a comer la porquería», apuntaba una vecina que esperaba el autobús.

Con sus más y sus menos, todos los vecinos consultados señalaban la misma reticencia: en el barrio hay problemas de incivismo y temen que la medida empeore la situación. Otro vecino que salía de la frutería cercana matizaba no obstante: «no tengo muchas esperanzas, pero ojalá funcione porque así nos bajarán los impuestos».

Pese a todo, la mayoría de los vecinos estaban informados sobre el proceso y varios explicaban que habían recibido la tarjeta en sus propias casas. Solo una mujer con una niña en una sillita no tenía idea de lo que le preguntábamos.

Pese a que la entrega de tarjetas comenzó el mes pasado, había vecinos que ayer mismo hacían cola en el Centre Cívic para retírarla.

Resolviendo dudas y bulos

Una de las educadoras ambientales explicaba que se aprovecha la oportunidad para solucionar las dudas que tengan los usuarios sobre el cierre de contenedores en particular y sobre el reciclaje en general.

Una de las dudas más frecuentes era sobre los días y el horario de apertura de los contenedores en el barrio. El resumen es que el contenedor de orgánico, a partir de hoy, se podrá abrir con la tarjeta todos los días y el gris solo los martes viernes y domingo, pero a cualquier hora del día.

La excepción, no obstante, son las personas que deben tirar pañales de niños o adultos, u otro material sanitario. Esa es una de las preguntas que se hacen al entregar las tarjetas porque en estos casos se puede abrir el contenedor gris todos los días.

Uno de los bulos que corrió, alentado por las redes sociales, fue que había que estar al corriente de pago con la administración para obtener la tarjeta. Pero no es cierto, explica la educadora, a las personas propietarias se les pedía la factura del IBI para ver la referencia catastral de la vivienda. «Da igual que sea reciente o de años anteriores. También nos sirven las escrituras o cualquier otro documento donde aparezca», aclara.

Hubo, además, quien se quejó de que las tarjetas también se entregan a quienes viven en casas ocupadas. Fuentes de Neteja explican que en estos casos se entregan tarjetas blancas sin vinculación a un inmueble porque «referimos no tenerlos identificados pero que dejen la basura dentro del contenedor que no fuera o en las papeleras de la calle. En el Serrallo se ha hecho así y ha funcionado bien».

El objetivo principal del cierre de contenedores es mejorar la recogida selectiva y reducir la cantidad de residuos que se incineran (contenedor gris). De hecho en los dos barrios donde ya se ha puesto en marcha, en El Serrallo y Cala Romana, los kilos tirados al contenedor gris han bajado un 30%.

Temas

Comentarios

Lea También