Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas por que la Anella cierre domingos por la tarde y festivos

Vecinos de Ponent lamentan que no se pueda acceder justo cuando más tiempo libre hay. El recinto se ajusta a los horarios del Patrona

Javier Díaz / Raúl Cosano

Whatsapp
El acceso al reciento de la Anella Mediterrània, cerrado, ayer por la tarde. FOTO: fabián acidres

El acceso al reciento de la Anella Mediterrània, cerrado, ayer por la tarde. FOTO: fabián acidres

«Que no abra domingos por la tarde es un error, porque es cuando más gente lo podría disfrutar. Yo pensaba que abría y me encontré dos veces con la puerta cerrada. La zona de paseo debería ser independiente de la deportiva», reconoce María Seguido. Su opinión refleja el malestar de algunos vecinos, sobre todo de los barrios de Ponent, por los horarios de la Anella Mediterrània. 

El flamante equipamiento de Campclar, la joya de la corona de los pasados Juegos Mediterráneos, tiene un acceso vinculado a los horarios de las instalaciones deportivas gestionadas por el Patronat d’Esports. Eso hace que el recinto cierre el domingo a las 14.00 horas y no abra hasta el lunes. Por eso, hay vecinos que, en su tiempo de asueto, han ido a visitar la zona y se han encontrado con la puerta cerrada. «Soy usuario del gimnasio del polideportivo y siempre que salgo a correr lo hago por la zona del lago. Es un sitio tranquilo. No entiendo por qué cierra domingos por la tarde y festivos, que es cuando mucha gente puede ir a hacer deporte al aire libre o pasear por allí. No me parece justo», lamenta Juan Francisco, vecino de Campclar.

Alberto López, de Torreforta, opina en la misma línea: «Por la inversión hecha debería ser más accesible y tendrían que potenciar actividades para que todos los vecinos las podamos disfrutar». El Ayuntamiento sostiene que el recinto es abierto y cerrado cada día por los trabajadores del Patronat Municipal d’Esports y que, por tanto, el parque de la Anella se adapta al horario de las instalaciones deportivas de Campclar y «está cerrado domingos por la tarde y algunos festivos». 

El consistorio tarraconense descarta desligar ambas regulaciones de acceso debido a la fisionomía del espacio. «Teniendo en cuenta las características del parque –su dimensión, su proximidad a instalaciones deportivas como piscinas o espacios como un lago– se considera que, a diferencia de otros parques de la ciudad, este debe tener siempre alguna persona responsable en el interior del recinto», explican fuentes municipales.

Eso es lo que demandan algunos de los vecinos. «Su horario no debería estar ligado al del polideportivo. Al tratarse de un espacio público dirigido a toda la ciudadanía, debería abrir más días», sostiene Laura Muñoz, vecina de Campclar. Algunos valoran que, a pesar de que abre durante la mayor parte de la semana, se debería reconsiderar el horario para que el parque esté accesible también el domingo por la tarde y en festivos, justo cuando suele haber más tiempo disponibles, e incluso abriendo la puerta a que pueda ser disfrutado por familias al completo. «Es un lugar muy agradable para ir a dar una vuelta, pero es poco práctico. Con el trabajo y el colegio de los niños, a muchos nos es imposible ir entre semana e incluso los sábados. Me gustaría usar algún día las mesas de picnic que pusieron, pero con los horarios que hay lo veo difícil», afirma Javi Serrano, vecino de Campclar. 

José González también es crítico: «Los vecinos de Tarragona hemos vivido con cierta incertidumbre el destino de la Anella Mediterrània con los retrasos continuos en las obras. Finalmente hemos conseguido unas instalaciones que no están nada mal. Pero supongo que por decisiones políticas tenemos una piscina de 50 metros que solo se puede usar durante unos meses, una falta de mantenimiento que convierte el estanque en un nido de mosquitos y un horario que no nos permite disfrutar de las instalaciones en los momentos que tenemos más tiempo: los domingos por la tarde».

Reclaman más servicios

Otros creen que el horario es adecuado, entre otra cosas para proteger la zona: «Los ciudadanos somos muy incívicos, solo hay que dar una vuelta por el barrio para ver la suciedad que hay. Quizá restringir el horario de apertura sea una buena manera de conservar esa zona», dice Javier Sancho, de Campclar. 

Otros piden que se dote de más servicios: «El anillo olímpico está desaprovechado. Si no abre los días que la gente puede ir, ¿para qué lo queremos? Es un sitio muy bonito, pero deberían potenciarlo más, instalando por ejemplo un chiringuito para tomar algo», explica Nacho Pérez. 

El Ayuntamiento de Tarragona está trabajando en la elaboración del concurso para adjudicar algunos servicios, como bares o comercios. Esa es la demanda de parte de una ciudadanía que, a pesar de las restricciones en el horario, en último término ve con buenos ojos la instalación, como resume Juan Manuel, otro vecino de Campclar: «Estoy muy contento con el anillo, está bien conservado. Solo falta que la gente del centro venga, lo conozca y lo disfrute, aunque es cierto que los horarios se podrían ampliar, sobre todo en verano, y que haya algún chiringuito para que la gente pueda sentarse a tomar el fresco».

Comentarios

Lea También