Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas porque los días de Sant Magí y Santa Tecla serán laborables en 2017

Ambos caen en sábado y el Ayuntamiento ha decidido trasladar el festivo al lunes (21 de agosto y 25 de septiembre, respectivamente). La decisión ha causado sorpresa e indignación

Francisco Montoya

Whatsapp
La Professó del Braç de Santa Tecla será el año próximo en día laborable. Foto: Pere Ferré

La Professó del Braç de Santa Tecla será el año próximo en día laborable. Foto: Pere Ferré

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona del pasado mes de septiembre aprobó –por unanimidad, asegura el equipo de gobierno, si bien el acta todavía no está disponible en la Seu Electrònica– que los festivos locales de la ciudad para el año 2017 serán el 21 de agosto y el 25 de septiembre. La decisión pasó en aquel momento desapercibida hasta que el propio consistorio, ya esta semana, se hizo eco de ella en sus perfiles de redes sociales.

¿Por qué? Porque eso significa que no serán festivos ni el día de Sant Magí (19 de agosto) ni tampoco el de Santa Tecla (23 de septiembre), que por tanto serán laborables. Aunque, de tan repetidas en el calendario, parecía que la condición de festivos de ambos días era algo automático e invariable, en realidad es el ayuntamiento de cada localidad quien debe, año a año, elgir cuáles son sus dos festivos locales para el ejercicio siguiente y comunicárselos a la Generalitat (el Departament de Treball, en concreto). Hasta ahora, el consistorio había elegido sistemáticamente el 19 de agosto y el 23 de septiembre (excepto cuando caen en domingo, obviamente, porque en ese caso ya son festivos de por sí).

Pero en esta ocasión se trata de dos sábados, por lo que se esperaba que el consistorio los eligiera. Sin embargo, la corporación local ha preferido trasladar el festivo local al lunes siguiente, de modo que la decisión dejará a mucha gente sin poder gozar de los actos más tradicionales (las diades castelleres y las procesiones, sin ir más lejos) porque les tocará trabajar.

La polémica decisión no tardó en generar airadas reacciones en las redes sociales: «Claro, como el Ayuntamiento no trabaja los sábados no quieren perder un día de fiesta. Y al resto que le den», decía un usuario de Twitter, visiblemente indignado. Otro añadía:«¿Nos hemos vuelto locos? ¿Qué sentido tiene que los días de los patrones de Tarragona sean laborables y los lunes siguientes festivos?».

‘El Seguici corre peligro’

Los motivos de queja son varios. En primer lugar, los empleados a los que habitualmente les toca trabajar en sábado se las habían prometido muy felices para este 2017, porque por una vez les tocaban –si se mantenía la tendencia habitual– dos festivos en ambas jornadas, y finalmente se han quedado sin ellos.

Pero además existen reticencias desde la propia gente de la Festa Major, que teme que la participación de miembros de entidades y también la asistencia de público a los eventos se puedan ver mermadas por culpa de que haya quien tenga que trabajar.

Tanto malestar ha provocado la noticia que incluso se ha puesto en marcha una recogida de firmas virtual a través de la plataforma Change.org para pedir al consistorio que rectifique: «El Seguici Popular de Tarragona está considerado uno de los más importantes del país y convertir en laborable el 23 de septiembre puede significar que mucha gente no pueda participar en él y por tanto se podría llegar a anular», asegura el texto introductorio de la petición.

«Además, muchas empresas tienen los días de Santa Tecla como festivos de referencia en sus calendarios, y así los trabajadores pueden formar parte de la Festa como integrantes de las colles castelleres, Seguici, actividades alternativas...», añaden los promotores de la iniciativa. Por todo ello, piden al alcalde –a quien va dirigida la petición– que «vuelva a fijar el 23 de septiembre como festivo en la ciudad, por respeto a los festers de nuestra ciudad, a la mucha gente implicada en los elementos festivos, y porque no hacerlo sería renunciar a la capitalidad que tantas bocas llena y que con estas decisiones demuestran que no se creen».

‘Para no perder festivos’

El Ayuntamiento explica su decisión en el hecho de que «se ha intentado que no se perdieran días festivos», en palabras del teniente de alcalde Pau Pérez. «Las fiestas de Sant Magí y Santa Tecla merecen toda su fuerza, duran muchos días, y ya ocupan muchos laborables. Lo que no hemos querido es perder días festivos. Teníamos la opción de dejarlo en sábado, de adelantarlo al viernes... Pero hemos optado por trasladarlo al lunes», justifica.

Pérez reconoce que habrá sectores que se vean afectados, pero considera que son minoritarios:«Las empresas en general no trabajan el sábado, para las que tienen turnos tampoco, las administraciones tampoco... Es una decisión que afecta sobre todo al comercio. Diría que casi exclusivamente. Y en la situación que tenemos, favorece al comercio porque permitimos que pueda abrir durante los días fuertes de las fiestas», explica el edil, y añade: «De hecho, en una zona de la ciudad como es la Part Alta ya está permitido abrir los festivos porque se considera zona turística. Ahora toda la ciudad podrá beneficiarse de ese permiso en los días de Sant Magí y Santa Tecla, que además son sábado. La medida beneficiará al comercio seguro», insiste, además de recordar que «la decisión se aprobó por unanimidad en el pleno y no suscitó ningún debate».

Pérez admite, no obstante, que los trabajadores de ese sector serán los más perjdicados: «Al trabajador, que es verdad que ese día no podá disfrutar de jornada festiva, lo que hay que hacer es programar las fiestas de Santa Tecla de manera que los demás días también tenga ocasión de disfrutarlas, de manera que lleguen a todo el mundo». Pero «no afecta a mucha más gente que a la que trabaja en el comercio, y si se hubiera mantenido como festivo, estudiantes, escolares, administración y todos los demás sectores, toda la gente que no trabaja en comercio, habría estado perdiendo un día de fiesta», concluye el concejal tarraconense.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También