Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rajoy arranca en TGN la campaña criticando a los ´nuevos políticos´

El presidente del Gobierno reclamó a los votantes que apuesten ´por la seriedad´. La líder del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, criticó que Ciutadans ´se revenda como nuevo´
Whatsapp
Alejandro Fernández habla sobre el escenario mientras una pantalla gigante proyecta su imagen. Una veintena de jóvenes lucieron palmito durante los discursos. Foto: Lluís Milián

Alejandro Fernández habla sobre el escenario mientras una pantalla gigante proyecta su imagen. Una veintena de jóvenes lucieron palmito durante los discursos. Foto: Lluís Milián

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, arrancó anoche en Tarragona su campaña electoral cargando contra los «adanes» de la política y pidiendo a los votantes que opten por la «seriedad» que garantiza el PP y apuesten por «mantener el rumbo» ya fijado. Rajoy se refería a los políticos ‘recién llegados’ que creen que antes que ellos no había nada. De ahí adanes. Por Adán.

Rajoy eligió Catalunya para iniciar su campaña y lo hizo sin olvidarse de los soberanistas, a quienes advirtió de que es «poco inteligente» pretender «forzar» a los catalanes a que renuncien a alguna de sus identidades, en lugar de defender, como hace el PP, que sigan siendo también españoles y europeos.

En el Pavelló del Serrallo de Tarragona, y en un acto en el que intervinieron el candidato a la Alcaldía de la ciudad, Alejandro Fernández, y la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, Rajoy repitió la palabra España en más ocasiones de lo habitual, y ante cientos de simpatizantes que enarbolaban banderas españolas y del partido.

En este primer mitin, Rajoy volvió a insistir en que ahora que se está recuperando la economía es momento de «mantener el rumbo» fijado con sus políticas y de gestionar con «seriedad». Y no es el momento, advirtió, de «volver atrás», ni con «adanes» de la política ni con las «fracasadas» recetas del PSOE.

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo se mostró convencido de que el PP ganará las elecciones autonómicas y municipales. Y también que gobernará en la mayoría de los ayuntamientos: «Y si no al tiempo», concluyó.

En dos ocasiones se refirió Rajoy a los «adanes», pero no habló de forma explícita de Ciudadanos, cosa que sí hizo Alícia Sánchez-Camacho.

La líder del PPC alertó de que la recuperación no se puede poner en riesgo «ni por independentistas ni por populistas» y criticó que Ciudadanos se «revenda como nuevo», cuando es un partido «viejo con recetas viejas y cambiantes» que lleva una década en Catalunya y «no han conseguido nada».

«No son tan nuevos», señaló Sánchez-Camacho sobre el partido de Albert Rivera e ironizó sobre el «gran éxito» de esa formación en Catalunya: cinco concejales «frente a los más de quinientos –y once alcaldes– que tenemos en el PP».

Además, frente a lo que apuntan las encuestas, Sánchez-Camacho se mostró segura de que en España pasará como en Gran Bretaña, donde los sondeos se han dado un «gran batacazo».

Sánchez-Camacho recordó que los soberanistas quieren utilizar las elecciones del 24 de mayo como una «primera vuelta» de unas plebiscitarias, y aseguró «que el Partido Popular no lo permitirá».

Camacho presumió de que han sido el PP y Rajoy los que «han frenado» el proceso soberanista y han defendido el bilingüismo en Catalunya y no los «adanes», los nuevos o los «partidos-persona», en una nueva alusión a Ciudadanos.

Un acto en el que el candidato a la Alcaldía de Tarragona empezó su intervención con un contundente «sois cojonudos».

Alejandro también arremetió contra los políticos «adanistas» que creen haber venido a «redimir» y se creen ser «la última galletita del paquete».

«Ahora se dedican a decir que la Constitución no sirve para nada, que España es la historia de un fracaso colectivo. No les hagáis ni puñetero caso, es mentira», resaltó.

Fernández –que se mostró convencido de ganar «porque tenemos bemoles para ello»– hizo un encendido elogio de la política como acto de servicio público y honradez. «Ni dinero ni leches. Lo que compensa es el honor del deber cumplido y poder mirar a los ojos cuando vuelves a casa», sentenció.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También