Más de Tarragona

Ramon Grau: «Esta es la mayor operación de toda nuestra historia»

Entrevista al presidente provincial de Cruz Roja 

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Ramón Grau en el nuevo local de Cruz Roja en la Plaça dels Infants. FOTO: PERE FERRÉ

Ramón Grau en el nuevo local de Cruz Roja en la Plaça dels Infants. FOTO: PERE FERRÉ

Ramón Grau (Tarragona 1970) es voluntario de Cruz Roja desde los 14 años; una labor que nunca ha dejado porque «me compensa mucho». Hablamos con el presidente provincial en el nuevo local que han abierto en la Plaça dels Infants para intentar llegar a más puntos de la ciudad.

Cuando escuchamos Cruz Roja pensamos en atención en catástrofes, en guerras... ¿Cómo sirvió esa experiencia para enfrentarse a la pandemia?

La Cruz Roja ha realizado la operación humanitaria de emergencia más grande de nuestra historia en Catalunya y en Tarragona. Esto ha comportado la incorporación de voluntarios, personal laboral, administración, empresas... Todos a una. Y eso lo pudimos canalizar desde el minuto cero justamente por la experiencia que tenemos de organizarnos en momentos de emergencia.

En el confinamiento muchos voluntarios tuvieron que quedarse en casa porque eran personas mayores y de riesgo ¿Cómo lo hicieron?

Nos costó porque querían seguir en primera línea... Lo solucionamos con el voluntariado más joven y con nuevas incorporaciones de mucha gente que nos llamó. En Catalunya llegaron a incorporarse más de 8.000 personas.

¿Esos nuevos voluntarios han seguido?

Sí, muchos han seguido. Es que esto no se ha acabado.

¿Ha bajado el número de personas que necesitan ayuda para sus necesidades básicas?

No, estamos en la misma línea. En nuestra provincia hasta que no se reactiven el turismo, la hostelería, la restauración... eso no cambiará. Nos preocupa especialmente el colectivo de gente joven con hijos.

¿Hay perfiles diferentes en esta crisis?

Es que ya tenemos un perfil de gente que tiene una pobreza cronificada y ahora tenemos a la gente que se ha quedado sin trabajo a raíz de la pandemia; la de los ERTE y los ERE.

Y además de la brecha económica está la brecha digital

Lo hemos notado, sobre todo, entre la gente mayor que se quedó sola y en los jóvenes y niños a quienes hemos tenido que aportar tablets y tarjetas de teléfono porque las familias ya no tenían estos medios... Pero también ha habido mucha gente que no es ni mayor ni muy joven y han tenido problemas. Una de nuestras misiones es acompañar a las personas en sus derechos sociales, que sepan qué tipos de ayudas hay; cómo pueden encausarse y eso para muchas personas que no saben ni como rellenar un formulario es un gran problema.

¿Corremos el riego que se nos olvide como sucede en las catástrofes, que parece que no existen cuando se deja de hablar de ellas?

Esperemos que no. Nuestra principal función es recuperar personas para que lo antes posible dejen de depender de las ayudas. Pero en principio las administraciones locales, comarcales, la Diputación; se han volcado. En una provincia como Tarragona llegar a más de 98.000 personas asistidas es mucho; es un 70% más de lo que hicimos en 2019.

¿Cómo lo hicieron?

Con a ayuda de todos los voluntarios, de los asalariados... Y una parte muy importante son los socios, seguimos teniendo 22.800 socios y el volumen no ha bajado. Esto quiere decir que la sociedad sigue implicada. Llevo 37 años en la Cruz Roja y ahora que la represento me doy cuenta de que uno se tiene que sentir muy orgulloso de toda esta gente.

Económicamente ¿cómo están?

Nosotros seguimos haciendo un llamamiento a las administraciones de que esto no ha acabado. Ellos son conscientes, tienen los datos de servicios sociales. Venimos de una pobreza cronificada y ahora hay que ver, de estos que se han incorporado, cuántos se quedarán y cuantos podrán tirar adelante. Hay que estar alerta.

¿Hacen falta más voluntarios?

Siempre hacen falta. Esta organización nuestra tiene un abanico de actividades donde todo el mundo cabe.

Se ha tratado de vender el mensaje de que se ayuda más a las personas inmigrantes por el hecho de serlo. ¿Qué diría a quienes lo compran?

La Cruz Roja está en 192 países y su principal misión es ayudar a las personas y con eso lo resumo. No hay ningún añadido a la palabra personas.

Comentarios

Lea También