Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reabierta la A-7 en Tarragona sin necesidad de cargas policiales

Los 500 manifestantes han decidido a las 21 horas levantar la sentada y volver lentamente por el mismo camino hasta la avenida República Argentina, enfrente de la cárcel, donde se habían citado a las 18.30 horas

Carla Pomerol - Jordi Cabré

Whatsapp

Punto y final. Los Comités de Defensa de la República (CDR) convocados en el día de hoy para expresar su rechazo a las últimas decisiones del juez Pablo Llarena han levantado su sentada en la A-7 y vuelven por el mismo camino hasta la avenida República Argentina, enfrente de la antigua cárcel de la ciudad, donde se habían citado a las 18.30 horas. Los 500 que han llegado al final eran casi la mitad de los que habían empezado, según algunas fuentes.

Antes de marcharse, los manifestados han dejado claro su mensaje. FOTO: Lluís Milián

Sin necesidad de la actuación de los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, que ya estaban preparados para despejar la carretera desde hacía varios minutos, los manifestantes han recogido la pancarta "Primavera catalana" y de forma lenta han vaciado la autovía en el punto kilométrico 1.162, entre las salidas del cementerio y de Sant Pere i Sant Pau en sentido sur.

 

La circulación se ha reabierto sin problemas. Primero, en sentido sur y luego en sentido norte, donde se habían sentado los manifestantes de los diferentes Comités de Defensa de la República.

 

La decisión de cortar la A-7 no se había difundido públicamente, aunque parecía claro que era el objetivo inicial, puesto que 24 horas antes, en la protesta celebrada ayer viernes por la tarde-noche, los antidisturbios de la Policía Autonómica cargaron contra el CDR y las imagenes recorrieron las redes sociales. No sólo en Tarragona, en Barcelona también intervinieron.

Sin embargo, esta noche de sábado no ha sido necesario llegar a la fuerza.

Aunque algunos tuits invitaban a que los Mossos despejaran los carriles de la autovía a golpe de porra ante la actitud de resistencia de los manifestantes, la cordura ha imperado y se han ido de la A-7 sin necesidad de otras imágenes de porrazos.

La tensión se ha vivido antes, cuando algunos conductores se han bajado de los vehículos para recriminar la protesta y ha habido enfrentamientos verbales, que no han llegado a más. Luego, algunos se han quejado de ser víctimas de lanzamiento de huevos, pintura y piedras desde un punto elevado de la autovía. 

La marcha ha vuelto pasadas las nueve de la noche hasta la puerta de la antigua cárcel y allí se ha disuelto la manifestación. No se descartan más actuaciones similares, aunque de momento no hay otroa programada.

Temas

Comentarios

Lea También