Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rechazo de las AMPA al decreto de comedores que prepara la Generalitat

Las AMPAs del Camp de Tarragona organizan una protesta contra el decreto de comedores

Norián Muñoz

Whatsapp
Un momento de la protesta ayer en el Balcó del Mediterrani. FOTO: pere ferré

Un momento de la protesta ayer en el Balcó del Mediterrani. FOTO: pere ferré

«Els menjadors seran sempre nostres» (Los comedores siempre serán nuestros) es uno de los cánticos que ayer coreaba un grupo de niños junto a sus padres camino de la concentración que la Xarxa d’AMPA de Tarragona había organizado en el Balcó del Mediterrani. El objetivo: mostrar el rechazo de las familias al borrador del decreto de comedores que prepara la Generalitat de Catalunya.

Alrededor de un centenar de personas entre niños y adultos se concentraron con pancartas y platos de cartón en los que los niños habían ido pintando cómo les gustaría que fuera el servicio. Entre las frases reivindicativas se colaba algún mensaje del estilo «Me gusta la sopa del cocinero de mi cole». Se dieron cita familias de las escuelas PAX, El Miracle, Cèsar August, El Serrallo, Pràctiques, Pau Delclòs, Sant Salvador y La Canonja, entre otras. El día antes la concentración había sido a las puertas de los centros educativos. Entonces también se sumaron centros de Riudecanyes, Valls, Santa Coloma de Queralt, Vinyols, Altafulla, Maspujols y Reus.

Diez escuelas sin monitores
Cristina Berrio, del AMPA de la Escola Tarragona, explicaba que una de las grandes dudas que genera el borrador de decreto es cómo se realizarán los concursos públicos para elegir las empresas que se encargarán del servicio. En su opinión esta competencia por ofrecer el menor precio tendrá como resultado una bajada de calidad de los menús.

También queda pendiente, recordaba, regular la contratación de los monitores especializados para niños con necesidades educativas especiales. Hasta ahora el Consell Comarcal, que gestiona el fondo de becas de la Generalitat, da el dinero para contratar a parte de este personal. No obstante, en la ciudad de Tarragona este curso diez escuelas se han quedado sin estos monitores y las AMPA, con sus recursos, acaban asumiendo el coste. 

Berrio señalaba, además, que actualmente el servicio de comedor funciona, en parte, gracias a las horas de trabajo voluntario de los padres. La propuesta de las AMPA es que, si la Generalitat se ocupa del servicio, lo haga con personal contratado  y no subcontratando a empresas privadas.

Por su parte Isabel Martín, del AMPA de la Escola Cèsar August, apuntaba que la gestión del servicio tiene muchas peculiaridades. «En nuestra escuela, por ejemplo, cada día se hacen doce tipos de menús distintos debido a alergias, intolerancias alimentarias y otros problemas de salud. ¿Esto cómo se gestionará?».

Finalmente Ester Martínez, de la Escola El Serrallo, apuntaba que Ensenyament anunció que se abriría un proceso de participación para las familias, pero hasta ahora se trata sólo de comentarios en una web «y eso no es participar».

Temas

Comentarios

Lea También