Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Recogen más de 700 firmas por Internet para promover el ocio en la ciudad

Un grupo de jóvenes, algunos empresarios de la noche, piden una normativa transparente y objetiva con la finalidad de poder programar actividades musicales y culturales

Carla Pomerol

Whatsapp
Piden que se descentralicen las actividades.

Piden que se descentralicen las actividades.

Una petición on line recoge más de 700 firmas para promover el ocio en la ciudad y para pedir al Ayuntamiento que se redacte una normativa transparente y objetiva para poder realizar actividades musicales y culturales en la ciudad. Los creadores de la petición Change.org son un grupo de jóvenes de Tarragona, que están cansados de las prohibiciones por parte del Ayuntamiento. Estas personas se han agrupado bajo el nombre de Farts de l'Avorriment, desde que abrieron la petición, -hace aproximadamente mes y medio-, ya han recogido más de 700 firmas.

"Estamos hartos de tener que irnos a Barcelona para poder consumir cultura y ocio. Ya esta bien. Queremos conseguir el máximo número de firmas posibles para poder traer al Ayuntamiento y que se den cuenta de lo quepiensa la gente", explica Mónica de Castellarnau, la joven que ha escrito la petición en la plataforma Change. org.

Change.org
La petición ha recogido más de 730 firmas en un mes y medio.

Por otro lado, esta joven tarraconense propone al Consistorio que las fiestas y actos se repartan por diferentes puntos de la ciudad. "No todo tiene que hacerse en la Part Alta. Los vecinos merecen descansar y hay lugares perfectos en Tarragona, como por ejemplo, el parque de Sant Rafael o el Camp de Mart", asegura Mònica de Castellarnau.

Es por esto que la normativa que reivindican este grupo de tarraconenses debe contener un mapa de espacio que hable de las sensibilidades de los vecinos y comerciantes de cada zona. También un catálogo de formatos de actividades, "porque no es lo mismo un recital de poesía y violín que una banda de 200 tambores", asegura la joven Mònica de Castellarnau.

Critican que se criminalicen las fiestas de Santa Tecla.

También piden un mapa de ruido donde se regule, con sentido cómun, y en cumplimiento de la ley, donde se puede tener más decibelios o menos, y un calendario que tenga en cuenta el horario de las actividades para garantizar que no se produce sobreactividad en ninguna zona. Este grupo de tarraconenses, a parte de promover el ocio y la actividad en la ciudad, también apuesta para defender el descanso de los vecinos. A priori, parece que no hay ningún problema.

Pero lo cierto es que pocos de los miembros de esta organización, Farts de l'Avorriment, quieren dar su nombre a los medios de comunicación. Tienen miedo a represalias y prefieren ser anonimos. Algunos son empresarios nocturnos, otros músicos y otros consumidores del ocio.

Farts de Soroll.

Finalmente, la petición lamenta que se criminalicen los castells, la Setmana Santa y las fiestas de Santa Tecla y Sant Magí y recuerda que "froman parte de la tradicción y no queremos perder ni una de estas actividades", asegura Mònica de Castellarnau, quien reprocha al Ayuntamiento quitar los chiringuitos de la playa y llenarla de tumbonas y toldos.

Esta petición está vinculada con la manifestación el pasado 10 de junio, en la que se reunieron más de 200 personas bajo el lema Tarragona, ciutat dormitori.

Aquesta petiticó està vinculada a la manifestació realitzada el passat 10 de juny a la plaça de la font sota el lema 'Tarragona, ciutat dormitori'. Aquesta manifestació de veïns indignats amb la gestió de l'oci per part del consitori es va convocar a través de les xarxes socials. 

Temas

Comentarios

Lea También