Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Refuerzan la vigilancia ante riesgo de incendio por la salida masiva al campo

Desde hoy y hasta el Lunes de Pascua se controlarán principalmente las áreas recreativas cercanas al bosque
Whatsapp
Incendio forestal ocurrido hace unos años en la zona del Mèdol, en el término municipal de Tarragona.  Foto: Àngel Juanpere

Incendio forestal ocurrido hace unos años en la zona del Mèdol, en el término municipal de Tarragona. Foto: Àngel Juanpere

Las altas temperaturas y el viento que en los últimos días ha soplado en el Camp de Tarragona ha vuelto a elevar el riesgo de incendio en los bosques. La humedad que habían adquirido después de las lluvias de la última semana de marzo ha desaparecido. Todo ello, unido a un incremento de las personas que aprovecharán el fin de semana largo para salir al campo para comer la mona el Lunes de Pascua, provoca que los bosques se conviertan en un polvorín. Ante ello, la Guàrdia Urbana de Tarragona y el Cos d’Agents Rurals del Tarragonès han diseñado un plan para patrullar en las zonas de más riesgo, no sólo para prevenir los incendios sino también toda clase de conductas incívicas e incluso el acceso motorizado indebido al monte.

Los aproximadamente 45 litros por metro cuadrado caídos en la zona de Tarragona durante el mes de marzo se han evaporado, en buena parte, durante los primeros días de esta semana con la llegada de las altas temperaturas –incluso nocturnas– y el viento seco. El riesgo también dependerá, en buena medida, de si durante la noche se recupera la humedad. Ante esta situación de peligro, la Guàrdia Urbana de Tarragona y los agentes rurales del Tarragonès coordinarán y optimizarán sus efectivos para vigilar mejor las zonas más problemáticas, especialmente desde hoy y hasta el lunes, cuando se espera un importante incremento de presencia en el bosque. El trabajo de los agentes estará tanto en realizar una presencia disuasoria como en la identificación de las personas, no sólo en el tema de incendios sino también de salubridad.

La Guàrdia Urbana, dentro del término municipal de Tarragona, se encargará básicamente de las áreas recreativas del Llorito y de Bonavista, de los alrededores del Pont del Diable, del Parc Francolí y de las zonas boscosas de la denominada Anella Vede, incluido el Bosc de la Marquesa. El patrullaje, que se hará el lunes, lo harán agentes adscritos a la Unitat de Medi Ambient (UMA), que para el lunes tendrá la dotación al completo. Por su parte, de las dos zonas PEIN (Pla d’Espais d’Interès Natural) con que cuenta el término de Tarragona –Punta de la Móra-Tamarit y desembocadura del río Gaià– se encargará tanto la Guàrdia Urbana como los agentes rurales.

En el resto de la comarca

La vigilancia del resto de la comarca irá a cargo del Cos d’Agents Rurals (CAR), que tendrán disponibles hasta tres patrullas. Habrá especial atención en las urbanizaciones que lindan con masa forestal, principalmente las situadas en El Catllar, Roda de Berà, etc. También se hará patrullaje disuasorio por las parcelas cercanas al bosque así como por las zonas situadas en los cursos fluviales, con especial incidencia en el río Gaià, porque en algunos tramos –los situados más arriba del pantano– están al lado de masa forestal importante.

La comarca dispone de diferentes áreas recreativas, la mayoría de las cuales serán utilizadas este fin de semana y especialmente el lunes. En el listado figuran las de Sant Antoni d’Altafulla, de La Nou de Gaià –al lado del núcleo urbano–, Vilallonga del Camp y El Morell –Mas dels Frares–. También existe una en Renau, pero no se puede utilizar para encender fuego por el riesgo que comporta su cercanía a masa forestal.

El CAR recuerda que durante este fin de semana los agricultores no pueden realizar ningún tipo de quema a menos de 500 metros de masa forestal ya que no se ha dado ningún permiso. Y es que en el periodo comprendido entre el 15 de marzo y el 15 de octubre, en las zonas forestales, sean arboladas o no, y a 500 metros que les rodea, está expresamente prohibido encender fuego así como realizar actividades que puedan causar un incendio forestal: utilización de maquinaria que produce chispas, como sierras radiales o serruchos mecánicos, sopletes, actividades con humo para trabajos apícolas, etc.

Para hacer uso de las barbacoas tienen que estar debidamente condicionadas y que cumplan unas medidas de seguridad óptimas, como son tener la zona de fuego con matachispas, franjas perimetrales de protección, medios de extinción para una actuación inmediata, etc.

Los medios aéreos

Fuentes de la Direcció General de Prevenció, Extinció d’Incendis i Salvaments de la Generalitat de Catalunya indicaron al Diari que, inicialmente, no hay previsto que ningún medio aéreo tenga su base en las comarcas de Tarragona durante estos días para actuar lo más rápidamente posible ante un incendio forestal. Sin embargo, si la previsión indica que hay una situación de riesgo –un análisis que se hace el día previo– sí que se podría destinar algún helicóptero o avioneta.

Durante el primer trimestre del año ha habido en Catalunya 68 incendios forestales, que han quemado 24,39 hectáreas.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También