Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Refuerzo escolar y estudio asistido para combatir la pobreza

En sus diez años el programa CaixaProinfància ha ayudado a más de 272.000 niños y jóvenes a crecer en un entorno más favorable, evitando la exclusión social

Diari de Tarragona

Whatsapp
Algunos de los participantes en el programa.  Foto: DT

Algunos de los participantes en el programa. Foto: DT

Cuando ha cumplido diez años de su entrada en funcionamiento, CaixaProinfància, el programa que trabaja para la superación de la pobreza y la exclusión social, ha atendido 272.354 niños y adolescentes, y 158.58 familias.  

La situación de pobreza que afecta la población destinataria de este programa impulsado desde la Obra Social la Caixa acostumbra a estar asociada a un conjunto de necesidades educativas que van más allá de las problemáticas puramente académicas. Las condiciones del entorno, salud, organización familiar, red social, trayectoria educativa, entre otros, influyen directamente sobre los procesos de aprendizaje y la escolarización, de forma que los niños y los adolescentes que viven en contextos frágiles o vulnerables tienen más dificultad para conseguir el éxito escolar. 

En consecuencia, el esfuerzo educativo que se garantiza a sus participantes engloba un conjunto de estrategias y acciones que tienen como finalidad ayudar y mejorar los procesos de aprendizaje, inclusión y éxito escolar de los niños y adolescentes. Hasta el momento, el programa ha facilitado refuerzo educativo a 128.006 niños y jóvenes en situación de pobreza a todo el Estado. 

Desarrollo de competencias
La cartera de actividades y servicios que proporciona esta iniciativa está formada por las diversas modalidades de refuerzo escolar o estudio asistido, atención logopédica, apoyo psicomotriz y ayudas para la adquisición de material escolar.

Así, se contribuye a desarrollar las competencias básicas, mejorar hábitos de estudio, promover la autonomía en el aprendizaje, incrementar expectativas ante la posibilidad de éxito, e impulsar resultados académicos o rendimiento escolar. Con todo esto, también se favorece la autoestima de cada niño y adolescente –confianza y seguridad en sí mismo– y el fortalecimiento de sus procesos de socialización positiva e inclusión social.

Un 30% de abandono prematuro
Según el informe Pisa 2017, en España la tasa de idoneidad –el porcentaje de alumnos que están en el curso que les corresponde por la edad que tienen– se sitúa en el 53%. Es decir, casi la mitad de los estudiantes españoles de la ESO han repetido como mínimo un curso a lo largo de su trayectoria escolar. Además, la media española de abandono prematuro de la ESO se acerca al 30% en contextos de bajo nivel socioeconómico.

Las estadísticas del proyecto Proinfància confirman que el 81,2% de los estudiantes de la ESO que reciben refuerzo educativo por parte del programa cursan la promoción que les corresponde y que sólo el 6,3% abandona los estudios.

Temas

Comentarios

Lea También