Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Regresa la Luna de sangre

Eclipse. El fenómeno se podrá ver la madrugada del domingo al lunes, entre las 3.30 y las 6.10 horas

Gloria Aznar

Whatsapp

Astrónomos y aficionados están de enhorabuena ya que este 2019 arranca con un eclipse total de Luna, fenómeno que no se podrá volver a disfrutar al menos hasta mayo de 2022, según afirman los expertos., la llamada «Luna de sangre», que ya se pudo ver el 27 de julio de 2018, con la particularidad de que en aquella ocasión también se podía apreciar el planeta Marte.

El fenómeno de este lunes no ha levantado tantas expectativas debido principalmente a dos factores, el frío y la hora intempestiva en la que se produce. Y es que se iniciará a las 3.30 horas de la madrugada para tener su máximo a las 6.10 horas del lunes, unos horarios complicados teniendo en cuenta que se trata de un día laborable. Aleix Roig, astrofotógrafo de AstroPrades explica que esta es la principal razón por la que no se han organizado actividades. «La observación la haremos por nuestra cuenta y miraremos de tomar imágenes que después podamos compartir, siempre que la meteorología lo permita», cuenta Roig. ¿Y cuál es esta meteorología? Este profesional aclara que solo se necesita un cielo despejado, sin nubes. «No es excesivamente difícil de observar. Y la ventaja con respecto al del año pasado es que tendremos la Luna un poco más alta en el cielo, por lo que será más fácil de contemplar», apunta. Así es que a priori, cualquier persona, también en las ciudades, podrá disfrutar del espectáculo, siempre y cuando esté dispuesta a madrugar.

También romántico

El astrofotógrafo de Prades lo recomienda particularmente porque «es muy espectacular» y especifica que «aunque se puede observar la Luna de color rojo, se ve más apagada, más oscura, porque lo que estamos viendo no son realmente los rayos del Sol que rebotan en la superficie de la Luna, sino los rayos del Sol que pasan a través de la atmósfera de la Tierra y van a impactar en la superficie lunar». Para los neófitos lo ilustra de otra manera al afirmar que «una forma muy romántica de hablar  es que un eclipse de Luna es como todas las puestas de Sol del planeta Tierra proyectadas sobre la Luna». Toda una ocasión para deleitarse con este regalo de la naturaleza, ya que el próximo llegará en julio, pero será parcial. 

En cuanto a observaciones, AstroPrades ya ha puesto en marcha su tercera edición de la Semana Santa astronómica con actividades para todos los públicos que incluyen conferencias y actuaciones musicales (astroprades.cat).

Temas

Comentarios

Lea También