Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reordenarán el entorno de Parc Central para evitar el ‘tráfico parásito’

Modificarán el acceso a la Avinguda Roma desde el Passeig de la Independència 

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Imagen del pasado sábado de las colas que se produjeron en el acceso al centro comercial. FOTO: o. s.

Imagen del pasado sábado de las colas que se produjeron en el acceso al centro comercial. FOTO: o. s.

El Ayuntamiento de Tarragona y el Parc Central llevarán a cabo a lo largo de las próximas semanas varias pequeñas actuaciones en el entorno del centro comercial para evitar el «tráfico parásito» que hay entre la Avinguda Roma, Vidal i Barraquer y el Passeig de la Independència en los días de mayor afluencia de usuarios. 

La primera de estas actuaciones se ha realizado esta semana, con la instalación de pilones frente a la entrada y salida del párking soterrado de Vidal i Barraquer. «El objetivo de la medida es que haya un sólo carril de circulación para que, de esta forma, se eviten las dobles filas que se producen en la actualidad», explica el concejal de Mobilitat, Josep Acero (PP).

El edil de la formación conservadora añade que esta acción se une al traslado del estacionamiento para motocicletas de hace semanas. Estas zonas blancas, que antes estaban situadas justo delante del establecimiento Viena, ahora se encuentran a nivel de calle, en Vidal i Barraquer. 

Vial sólo para vecinos
La segunda modificación se ejecutará antes de Navidad, y consistirá en modificar el acceso a la Avinguda Roma desde el Passeig de la Independència. Actualmente, los vehículos que salen del párking del centro comercial –o que vienen de esa vía– pueden acceder a la Avinguda Roma por el carril lateral o por el central. «Lo que haremos será prohibir el paso al carril lateral, que reservaremos para que sólo lo usen los vecinos», recalca Acero, quien añade que, además, se quitará la  actual señalización de Stop.  

«Pondremos un New Jersey y eliminaremos la orejita actual para facilitar el acceso al carril central de la Avinguda Roma. La idea es facilitar la conducción y reducir el tráfico parásito que hay, sobre todo, por parte de la gente que sale de Parc Central porque se le ha acabado la hora gratuita y que opta por salir un momento para volver a entrar», indica Acero.

«Sospechamos que si evitamos el punto de conflicto de retenciones que es el actual Stop, y habilitamos el paso al centro de la Avinguda Roma, la circulación puede mejorar bastante», añade el concejal del PP, quien resalta que, con ello, «esponjaremos el Passeig de la Independència» y se logrará que el carril lateral de la Avinguda Roma «tenga mucho menos tráfico, ya que será únicamente para los que salgan de los aparcamientos de los edificios». 

Pilones en la Avinguda Roma
La tercera de las iniciativas se realizará después de Navidad, y significará un mayor cambio en la Avinguda Roma. En la entrada a la avenida después del puente se demolerá el extremo del refugio existente para que los vehículos entren en dos carriles, y no en uno como en la actualidad. Además, el objetivo es que estos dos viales estén separados físicamente, ya sea mediante pilones o como el tramo que hay entre la Plaça Imperial Tarraco hasta la Estàtua dels Castells, en dirección mar.

«De esta forma, quien se ponga en el carril derecho estará obligado a ir hacia la zona del párking del centro comercial. Creemos que, de esta forma, se reducirá el volumen de coches que pasan por el vial de servicio y se mejorará la actual densidad de tráfico. Esto beneficiará la puntualidad de las frecuencias de los buses de la EMT», añade Acero.  

Temas

Comentarios

Lea También