Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Retenciones de 18 kilómetros en la N-340 entre Tarragona y Roda

Sobre la una de la tarde las complicaciones se encontraban también en la C-14, en los tramos de Alcover y Montblanc sentido Lleida, y en la AP-7 a la altura de El Vendrell
Whatsapp
La carretera N-340, entre el Tarragonès y el Baix Penedès, volvió a ser la vía más conflictiva el Lunes de Pascua en la demarcación. Foto: Núria Torres/ACN

La carretera N-340, entre el Tarragonès y el Baix Penedès, volvió a ser la vía más conflictiva el Lunes de Pascua en la demarcación. Foto: Núria Torres/ACN

Jornada atípica ayer de la Operación Retorno de las vacaciones de Semana Santa en las comarcas de Tarragona. El tiempo nuboso de primeras horas de la mañana hizo que muchos conductores avanzaran el regreso a sus hogares del área metropolitana de Tarragona. Así, desde las doce del mediodía hubo retenciones de diez kilómetros desde Torredembarra a Roda de Berà. Una hora después, las complicaciones comenzaban ya a la altura de La Móra (Tarragona), una vez finalizada la autovía A-7. En total, unos 18 kilómetros de complicaciones, siempre sentido Barcelona. Había un kilómetro en L’Arboç, en el límite con la demarcación de Barcelona. En esta misma zona pero en la autopista AP-7 se alcanzaban los cinco kilómetros de colas entre El Vendrell y Roda de Berà.

Para los conductores que querían ir hacia las provincias del valle del Ebro, las complicaciones se localizaban en la C-14, como suele ocurrir los domingos de verano. Un primer embudo se situó en Alcover, cuando se termina la autovía y la carretera pasa a tener un carril por sentido. Unos kilómetros después, las retenciones se formaron para acceder a la autopista.

Por la tarde, la situación era tranquila hasta aproximadamente las 17.40 horas, cuando se formaron algunas colas en la N-340, a la altura de Roda de Berà, a lo largo de un kilómetro. Sin embargo, fue un espejismo, porque poco después la situación volvió a la normalidad, según el Servei Català de Trànsit.

La siniestralidad en la jornada de ayer fue muy escasa. El accidente más aparatoso se produjo a las once y media de la mañana en el kilómetro 292 de la AP-7 a su paso por el término municipal de L’Ametlla de Mar. Se vieron implicados un camión y un turismo. Debido al corte de carriles se formaron tres kilómetros de retención. No hubo heridos. Tampoco los hubo en otra colisión por alcance ocurrida entre dos vehículos a las doce y cuarto de la mañana en el kilómetro 3,800 de la autovía A-27, en el término de Tarragona.

Desde que comenzó el dispositivo de Semana Santa, en las comarcas de Tarragona ha habido un accidente mortal. Ocurrió el domingo 29 de marzo en la carretera N-240, en L’Espluga de Francolí.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También