Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Ricomà (ERC) descarta gobernar con JxCAT y CUP en Tarragona

Pau Ricomà ve «difícil» llegar a un acuerdo antes del sábado con Nadal o Estrada. «La puerta seguirá abierta más allá del 15 de junio, pero ahora lo prioritario es la investidura», asegura

Octavi Saumell

Whatsapp
Pau Ricomà, ayer en el Saló de Plens con Josep Fèlix Ballesteros en el fondo a la izquierda. FOTO: Pere Ferré

Pau Ricomà, ayer en el Saló de Plens con Josep Fèlix Ballesteros en el fondo a la izquierda. FOTO: Pere Ferré

El más que probable nuevo alcalde de Tarragona, Pau Ricomà (ERC), prevé formar gobierno este sábado solo con el pacto de estabilidad cerrado con En Comú Podem, después de que la coalición de izquierdas avalara el pasado lunes investir al candidato republicano con un contundente 92% de los votos de su asamblea y descartar, de esta forma, la opción de mantener al PSC en la vara de mando de la Plaça de la Font. 

Según las fuentes consultadas por el Diari, lo más probable es que el nuevo ejecutivo de la Plaça de la Font cuente con nueve integrantes, como mínimo, durante el primer tramo del mandato municipal, que serían los siete de ERC (Pau Ricomà, Laura Castel, Xavier Puig, Paula Varas, Jordi Fortuny, Mary López y Manel Castaño) y los dos de En Comú Podem (Carla Aguilar Cunill y Hermán Pinedo).   

Pau Ricomà (ERC): «El resultado de la asamblea de En Comú Podem es tan claro que supera cualquier expectativa»

Ayer, tras conocer la histórica decisión de los Comuns, Ricomà se mostró «muy agradecido» y con «ganas de trabajar» en la nueva etapa que se iniciará dentro de 72 horas. «El resultado de la votación es tan claro que supera cualquier expectativa», resaltó Ricomà, quien reconoce que «ahora mismo, la prioridad es la investidura del sábado, ya que las puertas seguirán abiertas más allá del 15 de junio». 

Esquerra y Comuns anunciaron ayer que el posible acuerdo de gobierno «está muy cerca», y mostraron su «optimismo» con la posiblidad que pueda firmarse en las próximas horas. «Tenemos un alto nivel de coincidencia programática.

Durante las primeras reuniones hemos mantenido una gran sinceridad y, ahora, llega el momento de definir un acuerdo de gobierno y un cartapacio según el perfil y la disponibilidad de cada uno», resaltó Ricomà, quien ve «difícil» poder llegar a un acuerdo con Junts per Tarragona y la CUP antes del 15 de junio.  

Hoy, reunión con la CUP
ERC, sin embargo, necesita una mayoría de 14 de los 27 ediles del Saló de Plens para dejar en la estacada al candidato socialista, Josep Fèlix Ballesteros, quien es alcalde desde 2007. De momento, públicamente Ricomà ya cuenta con los siete apoyos de su formación más los dos de los Comuns.

Laia Estrada (CUP): «Deben tomarse decisiones a favor de la ciudadanía y que   el cambio no sea solo de siglas»

De hecho, Esquerra podría confirmar hoy mismo los dos votos de la CUP. Los cupaires exigen al futuro alcalde que valide por escrito que acepta las cinco condiciones que Laia Estrada le puso sobre la mesa hace 15 días, y que hasta la fecha no han sido incluidos en los 18 ejes programáticos que Ricomà propuso a Junts per Tarragona, CUP y Comuns para formar un gobierno a cuatro. 

Fuentes de los anticapitalistas se muestran cautelosas sobre las posibilidades de entrar en el ejecutivo, y afirman que se trata de una negociación «que se alargará más allá de la investidura». Por ello, el primer paso es que Ricomà incluya sus peticiones en sus prioridades del mandato y, a partir de aquí, se pondrán sobre la mesa otras cuestiones que ya serían específicas para una posible gobernabilidad con ERC y En Comú Podem.  

Por su parte, el PDeCAT realizará este jueves una asamblea de militantes para decidir su hoja de ruta. Es un secreto a voces que Dídac Nadal apoyará este sábado la investidura del alcalde independentista, pero está por ver si entra en el gobierno. Los de Puigdemont podrían optar por investir a Ricomà pero quedándose en la oposición. Las diferencias con la CUP y Comuns son un impedimento importante, que se une a la voluntad de mantener un discurso propio frente a su socio en la Generalitat. La posibilidad de nuevas elecciones autonómicas también dificulta el acuerdo.  

Rubén Viñuales (Cs): «Los Comuns han traicionado a la mayoría de su votante de barrio que no es independentista»

Finalmente, el portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, lamentó ayer que «se confirma que Laia Estrada será la alcaldesa en la sombra», y criticó que los Comuns «han traicionado a la mayoría de su votante de barrio que no es independentista». «Parece que lo de la Nova Tarragona era en realidad todo por la silla, entregando Tarragona a los independentistas», criticó el político de la formación naranja.   

Temas

Comentarios

Lea También