Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ricomà: «Nos dejaron 300.000 euros en facturas sin consignación»

«No sé cómo podían dormir tranquilos. Cambiaremos lo que sea necesario del proyecto de la Tabacalera. El concurso de ideas fue opaco y poco sólido»

Octavi Saumell

Whatsapp
El alcalde, Pau Ricomà, el pasado jueves en el Saló dels Penjats del Ayuntamiento. FOTO: PERE FERRÉ

El alcalde, Pau Ricomà, el pasado jueves en el Saló dels Penjats del Ayuntamiento. FOTO: PERE FERRÉ

Pau Ricomà i Vallhonrat (Tarragona, 1957) cumplió el pasado viernes cinco meses como alcalde de Tarragona. En esta entrevista repasa sus primeros 155 días al frente de la administración de la Plaça de la Font y anuncia, asimismo, su voluntad por reformular el proceso que inició el PSC para dar un uso de futuro a la Tabacalera.

¿Qué nota le pondría el Pau Ricomà de la oposición a los cinco primeros meses del Pau Ricomà alcalde?

Un notable alto. Más que nada, lo que valoraría es si he hecho lo que decía que haría cuando estaba en la oposición. Y estamos en la línea de hacer lo que dijimos.

¿Por ejemplo?

Hemos hecho un gobierno del cambio, cuando lo fácil habría sido acordar un pacto de continuidad porque sumaba más y daba más tranquilidad.

Con el PSC.

Sí, pero nuestra apuesta siempre fue impulsar el cambio, con todas las dificultades que esto podía acarrear. Y lo logramos. También hemos cumplido en saber mandar y escuchar a la gente. Hay entidades que tienen muchas necesidades, con las que hemos hablado más nosotros en tres meses que el anterior gobierno en cuatro u ocho años.

¿Éste es el gran cambio?

Es uno de ellos. El otro es que ahora estamos más encima de las cosas que importan a la gente.

«Cambiaremos lo que sea necesario del proyecto de la Tabacalera. El concurso de ideas fue opaco y poco sólido»

¿A qué se refiere?

En la limpieza. Ahora tenemos un contacto diario con la empresa. Les hemos sancionado y hemos mejorado mucho en algunos puntos concretos. Durante las fiestas, la interlocución fue más activa que nunca. Y durante los disturbios de octubre, la ciudad estaba en condiciones la mañana siguiente.

En campaña dijo que quería dejar atrás una Tarragona «gris» y «aburrida».

En eso estamos. Como el problema es de cierta envergadura, todo el mundo quiere que su tema se arregle el primero. Pero los cambios de dinámica requieren de un cierto tiempo.

¿Estos cambios ya se materializarán en el próximo presupuesto?

Sí. Se darán pasos, pero trabajamos para que los resultados del cambio se vean a final de mandato. Y estoy seguro de que se notará de forma sustancial.

Lidera un gobierno con solo nueve concejales. ¿Se ve todo el mandato así?

No lo sé. Ya me gustaría ampliarlo, pero creo que lo importante es que podamos hacer el trabajo que la gente nos pide. Esta próxima semana hablaremos de presupuestos con todos los grupos. Estoy seguro de que aprobaremos las cuentas y que todo el mundo será copartícipe del cambio.

¿El gobierno podría hacer todo este trabajo hasta 2023 con la minoría actual?

Me veo perfectamente con el ritmo actual hasta que sea necesario. Estamos haciendo mucho trabajo, estamos entregados y notamos muy buena respuesta por parte de los técnicos. Pero esto no quiere decir que no podamos trabajar con otro partido.

¿Las negociaciones con la CUP están congeladas?

Mi posición es exactamente la misma, pero para crear un equipo de trabajo es necesario buscar complicidades. Y esto quiere decir generar confianzas y trabajar con tranquilidad.

«El próximo verano habrá temporada en el Camp de Mart. El presupuesto tendrá partida para ello. No tocaremos la carpa»

¿Y no ha sido así?

Por lo que sea, a veces sea ha trabajado de una forma un poco acelerada. Debemos escucharnos más y rebajar un poco la exhibición.

¿Descarta su incorporación en el gobierno municipal?

No, no descarto nada. Es cierto que hace un tiempo parecía que estábamos más cerca que ahora. Pero, a veces, lo que está parado avanza.

Las dos concejales cupaires han votado en contra de subir la basura, el agua y en algunas empresas municipales.

Sí, y al contrario hay algunos grupos que parecía que no votarían con nosotros que sí que lo están haciendo. Al final, deben tejerse confianzas. Todos tenemos clara nuestra posición ideológica, pero primero debe tirarse hacia adelante la ciudad. Tampoco quiero hacer un drama de todo esto. Debemos ser pragmáticos.

¿Podría aprobar el presupuesto con el PSC?

Negociaremos con todos los partidos. Apostamos por el cambio, pero sin querer monopolizarlo.

¿Afectará la investidura de Pedro Sánchez o las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona en la negociación?

No hay vasos comunicantes. Se respetará la autonomía municipal para mejorar la ciudad.

Suben la basura y el agua... ¿Ha acabado la época de congelar los impuestos?

Hablamos de tasas que están por debajo del coste real del servicio. En el agua necesitamos invertir en infraestructuras clave para frenar inundaciones y renovar el alcantarillado. No es un capricho.

«El edificio del Metropol se venderá si al final no va allí el Arxiu Jujol. Queremos que venga a Tarragona. Tenemos varias opciones» 

Cultura es una de sus grandes prioridades, pero aún no se ha anunciado ninguna medida concreta.

De momento, ya hemos hecho dos modificativos para poder pagar facturas, como el Festival de Teatre, el REC... Aquí se han hecho festivales que se han cobrado después, o que una semana antes ni se sabía cuando cobrarían.

¿Había más cosas sin pagar?

Sí. Nos han dejado muchas facturas que no estaban consignadas, como el mantenimiento de las zonas verdes del Anillo, que es otro de los regalitos. No sé como esa gente dormía tranquila con tantas cosas por pagar. Hablamos de 300.000 euros.

El Teatre Tarragona, al final, está abierto. ¿Denunciarán a los constructores por el incidente que obligó a cerrarlo?

Sí, evidentemente. Los servicios jurídicos están valorando las posibilidades.

Es un teatro muy joven para tener estos problemas.

Sí, pero lo que pasa es que el seguro se desentiende porque dice que es un tema constructivo. La obra no se hizo bien.

Prometió actividad cultural en los centros cívicos. ¿Llegará en 2020?

Sí, en el presupuesto ya se verá. Queremos que haya programación, pero que ésta sea consensuada con las entidades. También muscularemos los festivales.

«Debemos generar más complicidades y confianzas con la CUP, pero no descarto estar todo el mandato en la situación actual»

¿Cuáles?

El FIT, el REC... En gran parte han subsistido pese a la Conselleria de Cultura. Y queremos implicar al sector privado.

¿Y el Camp de Mart?

Lo abriremos. Para nosotros es muy importante. Invertiremos y el próximo verano habrá temporada.

¿Será una de las grandes prioridades del presupuesto del próximo año?

Sí. Lo abriremos. La carpa no la tocaremos aún. Es un equipamiento importantísimo. Muchas ciudades pagarían lo que fueran para tener una instalación así.

¿El Arxiu Jujol irá al Metropol?

Lo queremos traer a Tarragona. El Metropol es una opción, pero no es la única.

¿Ha tenido contacto con la familia?

Personalmente, no. Queremos que venga, Jujol fue un arquitecto importantísimo para entender el Modernisme.

¿Cree que el Espai Jujol será una realidad este mandato?

Espero que sí, es un objetivo de mandato.

¿Rehabilitarán el edificio del Metropol o lo venderán?

Debemos decidirlo. Si no va allí el Arxiu Jujol, posiblemente nos desprendamos del inmueble.

¿Y la Tabacalera? Hay un anteproyecto previsto de más de cien millones de euros.

Ese dinero está contado a ojo de buen cubero. Hubo un concurso de ideas, que no deja de ser eso: un concurso de ideas, sin ningún proyecto sólido. De hecho, ni sabemos el coste. Todo esto nos genera muchas dudas. Es una idea muy poco sólida.

¿Podrían optar por otro camino y dejar atrás el concurso realizado?

Sí, claro. El concurso no obliga a nada. No hay nada aprobado. Hace tiempo ya reclamamos más transparencia y que se pusieran a exposición pública los finalistas. Hubo mucha opacidad. Nunca vi una voluntad clara del anterior gobierno por avanzar. Cambiaremos lo que tengamos que cambiar.

¿Y a largo plazo qué prevé allí?

Me gusta la idea planteada de que sea un polo de atracción cultural. Hay dos grandes equipamientos pendientes, como el Museu Nacional y la Biblioteca, que debemos intentar acelerar. Sin embargo, desde que soy alcalde tenemos un gobierno provisional en Madrid.

¿Prevén gestionar el Palau d’Esports el próximo año?

Puede ser. Espero tener la reunión definitiva muy pronto. Tenemos interés en que pase a manos del Ayuntamiento.

¿Cómo se han encontrado el Ayuntamiento tras 12 años de gobierno del PSC?
Como nos esperábamos, pero aumentado y corregido. Tenemos un grave problema de organización interna. Ahora es caótica y, por ello, somos lentos en licencias y contrataciones.

¿Por ello quiere a un director de Recursos Humans?
Sí, deberá darle un vuelco a la administración. Debemos ser una corporación más eficiente. 

¿Qué más falta?
Debemos muscular Llicències y Contractació. Y en Cultura ya se notará un cambio en 2020. 

¿Se equivocó con la plaza de Coordinador de Cultura sin título universitario?
No, se mal interpretó. Admitiría la crítica si no buscara el conocimiento. Steve Jobs, por ejemplo, no acabó la carrera universitaria. 

Steve Jobs trabaja en el sector privado, no en el público. 
Me refiero al fondo. ¿Alguien duda de su conocimiento? Es lo que fuimos a buscar: la eficiencia.  

¿Volverá a proponerlo en el pleno?
No está previsto. 

¿Descarta cubrir la plaza?
Buscaremos otras fórmulas para agilizar la gestión de Cultura. 

¿Ficharán a un gerente de urbanismo?
De momento, no. Apostamos por cohesionar la ciudad, rehabilitar el centro y preservar espacios como la Budellera.  

Con JxTGN están muy lejos con la Budellera. 
Absolutamente. Me extrañó que, junto a la oposición, avalaran el plan con informes técnicos desfavorables. Me pareció políticamente frívolo.

En campaña les acusó de priorizar los intereses de promotores privados. 
Ese día vinieron al pleno algunos de ellos. Ellos sabrán qué es lo que votaron y su responsabilidad. 

¿Impulsarán el cambio del POUM para que la Budellera desaparezca del plan?
No sé si es la mejor opción si en un tema tan claro como eran los informes técnicos hubo grupos que se los pasaron por el forro... 

¿Se han reunido con Ten Brinke ya?
Sí, la negociación está abierta para mejorar el proyecto. Vamos en la buena dirección. 

¿Será positivo para TGN?
No nos gusta y es enorme. No es nuestro modelo. La prioridad es el pequeño comercio.

¿Tienen la auditoría económica ya de los Juegos?
La estamos estudiando. Quiero ser prudente. Fueron una mala apuesta por la ciudad.  

Temas

Comentarios

Lea También