Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Ricomà apostará en 2020 por el Camp de Mart, el Banco de España y la vivienda social

El Ayuntamiento invertirá en el equipamiento cultural para que vuelva a albergar el Festival d’Estiu. Las mejoras en instalaciones deportivas y centros cívicos tendrán partida destacada

Octavi Saumell

Whatsapp
El alcalde y concejal de Cultura, Pau Ricomà, quiere que el Camp de Mart vuelva a acoger el Festival d’Estiu el próximo verano. FOTO: PERE FERRÉ

El alcalde y concejal de Cultura, Pau Ricomà, quiere que el Camp de Mart vuelva a acoger el Festival d’Estiu el próximo verano. FOTO: PERE FERRÉ

La reforma del Camp de Mart, la rehabilitación del antiguo edificio del Banco de España y la apuesta por la adquisición de vivienda social serán tres de las prioridades que el equipo de gobierno (ERC-En Comú Podem) incorporará en el presupuesto municipal que espera aprobar el próximo 20 de diciembre. Según ha podido saber el Diari, estos serán algunos de los proyectos que esta semana pondrá sobre la mesa el concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC), durante las conversaciones «formales» que el ejecutivo de la Plaça de la Font inicia con los partidos de la oposición para desencallar las cuentas para 2020.

La delegación del ejecutivo municipal –que estará liderada por el propio Fortuny– negociará con «todas las formaciones» del Saló de Plens las inversiones a incluir en las cuentas del próximo año, según indicó ayer el alcalde –Pau Ricomà (ERC)– en una entrevista en Ràdio Ciutat de Tarragona.

El máximo representante de la Plaça de la Font recalcó que el planteamiento del gobierno local es el de ser «muy escrupuloso» con las inversiones del próximo año ya que, en estos momentos, las arcas municipales se encuentran en un momento de «claras dificultades» porque «los gastos aún son superiores a los ingresos».

El alcalde anuncia quese destinarán recursos «al espacio público y alos centros escolares»

Ricomà, esto sí, especificó que la corporación local contempla la posibilidad de endeudarse para realizar inversiones «que son necesarias para el día a día de la ciudad», ya que durante los últimos años «se ha apostado por cuestiones que está clarísimo que no lo son», afirmó en una clara referencia a los equipamientos deportivos construidos para los Juegos del Mediterráneo de 2018. Con toda probabilidad, el Ayuntamiento podrá realizar inversiones porque la previsión es que cierre 2019 con menos de un 110% de deuda y con ahorro neto.

El líder municipal abre la puerta a apostar por llevar a cabo mejoras «en el espacio público, los centros escolares, culturales y sociales» de la ciudad que sirvan para «cohesionar, potenciar la igualdad de oportunidades» y «permitir que toda la ciudadanía pueda tener acceso a cosas básicas».

Recuperar el plan de bibliotecas

El propio alcalde, en una entrevista publicada este pasado domingo en el Diari, avanzó que una de las cuestiones prioritarias en materia de Cultura será la mejora del Camp de Mart, cerrado en 2017 y abierto parcialmente desde 2018. «Lo abriremos. Para nosotros es muy importante. Invertiremos y el próximo verano habrá temporada» con el Festival d’Estiu, afirmó el líder republicano, quien añadió que «es un equipamiento importantísimo. Muchas ciudades pagarían lo que fuera para tener una instalación así».

Asimismo, otra de las prioridades del también concejal de Cultura será potenciar los centros cívicos como espacios culturales. «En el presupuesto se verá. Queremos que haya programación, pero que ésta sea consensuada con las entidades y los vecinos», resaltó. Ayer, el alcalde también citó la ejecución del Pla de Biblioteques Municipal –congelado desde hace años– como otra de las posibles inversiones.

Ricomà: «Seremos muy escrupulosos. Apostamos por la cohesión y por potenciar la igualdad de oportunidades»

Según ha podido saber este periódico, el presupuesto municipal también incluirá una importante partida –seguramente de más de dos millones de euros– para hacer realidad la esperada transformación del inmueble que, hasta 2003, ocupó el Banco de España en el número 101 de la Rambla Nova.

Recientemente, la administración tarraconense recibió una ayuda europea de 1,9 millones para impulsar la reforma del edificio en un centro de referencia de divulgación de la ciencia, así como la incorporación de un espacio social. Las cuentas municipales ya disponen este 2019 de una partida de 2,4 millones para el proyecto que, buena parte de ello, se trasladará al presupuesto del próximo año. La subvención continental obliga al Consistorio a tener consignada la totalidad del coste.

«Vivienda orientada al alquiler»

Asimismo, fuentes consultadas de En Comú Podem resaltan que la gran prioridad de las carteras que gestiona esta formación será la apuesta por la «vivienda social orientada al alquiler». De hecho, en las cuentas municipales de este 2019 se reservaron 2,8 millones de euros, una cantidad que –según afirman las mismas fuentes– «será superior».

«Las políticas de vivienda siempre son a largo plazo, por esto será importante renovar el Pla Local de L’Habitatge, que está caducado», se indica desde el grupo de la formación progresista, que califican como de una «prioridad de gobierno» las políticas en este sentido, así como también las acciones «transversales de género».

Temas

Comentarios

Lea También