Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Ricomà cesa a la directora del Institut Municipal d’Educació

El Ayuntamiento de Tarragona no confirma a Montse Fortuny, en el cargo desde 2017 y militante del PSC

Octavi Saumell

Whatsapp
Montse Fortuny, en una imagen de archivo junto al exedil de Ensenyament, Francesc Roca. FOTO: Pere Ferré

Montse Fortuny, en una imagen de archivo junto al exedil de Ensenyament, Francesc Roca. FOTO: Pere Ferré

Sigue la reestructuración del sottogoverno del Ayuntamiento de Tarragona. Después de cesar el pasado 14 de agosto al gerente de Tarragona Ràdio –Josep Maria Bonet–, ahora le llega el turno a Montserrat Fortuny, directora desde marzo de 2017 del Institut Municipal d’Educació de Tarragona (IMET).

Según ha podido saber el Diari, el alcalde Pau Ricomà (ERC) ha dado un nuevo paso en la reforma de la estructura del ejecutivo de la Plaça de la Font –a raíz del cambio de gobierno tras las elecciones del pasado 26 de mayo– y el nuevo gobierno ya ha comunicado a la máxima responsable del organismo local que no prorrogará la comisión de servicios que ocupaba desde la jubilación del anterior director, Carles Cepero.   

Pese a que el ejecutivo municipal declina valorar la decisión tomada, las fuentes consultadas por este periódico indican que la voluntad del gobierno –formado por ERC y En Comú Podem– es la de sacar a concurso la plaza para dirigir el instituto municipal, creado en 2008 para «gestionar, organizar y optimizar los servicios y proyectos que, en el ámbito educativo, son de competencia municipal». 

Se da la circunstancia de que tanto Bonet como Fortuny son militantes del PSC. El primero, aparte de ocupar la gerencia de la Empresa de Mitjans, también era jefe de gabinete del exalcalde Josep Fèlix Ballesteros, mientras que Fortuny ejercía como directora del IMET tras la petición de traslado desde la Generalitat de Catalunya que realizó el anterior gobierno hace dos años y medio. De hecho, su gran valedor fue el exconcejal de Ensenyament, Francesc Roca (PSC). Ahora, el departamento liderado por Manel Castaño (ERC) ha optado por un replanteamiento estratégico en la dirección del instituto.  

De momento, el ejecutivo no se ha pronunciado oficialmente sobre la situación de los otros gerentes de las empresas y patronatos municipales, que tienen la consideración de directivos, esto sí, sin plaza fija, por lo que pueden ser cesados. 

Cesa el 31 de agosto
Este miércoles, en declaraciones a este periódico, Montserrat Fortuny se ha mostrado «muy satisfecha» por el trabajo realizado a lo largo de los últimos años. «Me hubiera gustado seguir dos años más para consolidar proyectos que tenemos iniciados», indica la alto cargo municipal, quien cesará el 31 de agosto para volver a su plaza de funcionario en el Departament d’Educació. 

«Hay cuestiones, como la recuperación de la gestión directa de las Llars d’Infants, que me hubiera gustado gestionar durante dos años más. No debemos olvidar que hemos recuperado el control directo de siete centros», recuerda Fortuny. 

La actual directora del Institut d’Educació no quiere ver la mano política en la decisión del Consistorio. «Esta es una plaza técnica, no de confianza. Quiero creer que no hay motivos políticos y que mantendrán la plaza, ya que se trata de un puesto de gran importancia representantiva y de gestión», afirma finalmente Montserrat Fortuny. 

Temas

Comentarios

Lea También