Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Ricomà programa Sant Joan, Sant Magí y Santa Tecla «con todos los escenarios abiertos»

El alcalde reconoce que Cultura planea «de momento, con normalidad», todas las fiestas

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de 2019 del momento en el que encendía el pebetero con la Flama del Canigó. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de 2019 del momento en el que encendía el pebetero con la Flama del Canigó. FOTO: PERE FERRÉ

Pese a la crisis sanitaria provocado por el coronavirus, el Ayuntamiento de Tarragona trabaja «con normalidad, pero con todos los escenarios abiertos» los programas de actividades de las fiestas de Sant Joan, Sant Magí y Santa Tecla. Así lo aseguró ayer al Diari el alcalde y concejal de Cultura, Pau Ricomà (ERC), después de que el consistorio tarraconense anunciara la apertura del plazo para que colectivos, entidades y asociaciones puedan inscribirse para poder participar en los actos de estas tres festividades.

«No renunciamos a nada. A día de hoy seguimos programando a tope. Si debe tomarse una decisión al respecto, esto dependerá del calendario que nos digan las noticias y del pico y la desaceleración de los contagios. Trabajaremos hasta el último momento para que los actos estén a punto para poder celebrarse», afirmó el máximo representante municipal. Recientemente, sin embargo, la corporación local ya ha tenido que suspender temporalmente el Festival Internacional Dixieland –que aún no tiene nueva fecha– y Tarraco Viva, que con todo probabilidad se llevará a cabo el próximo mes de noviembre, coincidiendo con la conmemoración de los veinte años de la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

Sant Joan empieza en 73 días

La primera de las grandes citas previstas es la de Sant Joan, que se celebrará entre el 15 y el 24 de junio. «Sabemos que es la que está más al límite, pero también la que cuenta con menos actividades de entidades, por lo que sería la más fácil de dejar estar», recalcó ayer el dirigente republicano sobre el evento que dará el pistoletazo de salida en 73 días.

De hecho, según informó ayer el departamento de prensa de la administración municipal, las asociaciones y colectivos interesados en participar en esta festividad tienen hasta el 4 de mayo para hacerlo. «Esta convocatoria da la oportunidad y hace posible que la programación de las fiestas tenga un contenido abierto, participativo y plural, con las aportaciones de las entidades ciudadanas. Tal como se hace en los últimos años, las propuestas deben tener en cuenta las acciones para mejorar la convivencia en el espacio público y el civismo», se recalcó desde el propio Consistorio.

¿Actos multitudinarios?

Es cierto que quedan aún más de cuatro y cinco meses para Sant Magí y Santa Tecla, pero la situación de confinamiento obligatorio que se vive desde el pasado 14 de marzo provoca que, a día de hoy, no se pueda garantizar la celebración habitual de las grandes festividades de la ciudad. Aún es una incógnita hasta cuando se alargará la situación actual, ni las condiciones ni el calendario que tendrá el posterior desconfinamiento progresivo.

Se da la circunstancia de que tanto Sant Magí como Santa Tecla cuentan con actos multitudinarios en la vía pública. La festividad de agosto –que se llevará a cabo entre el 14 y el 19 de agosto y para la que el Ayuntamiento ha presupuestado este 2020 una partida de 90.000 euros– contó el año pasado con un total de 242 actividades, entre las que destacan, por ejemplo, la tradicional Arribada de l’Aigua. Las entidades que lo deseen pueden inscribirse a la Festa Major Petita hasta el 22 de mayo. Por lo que se refiere a la Festa Major de septiembre, esta tiene reservada una dotación económica de 300.000 euros. Solo en la edición del año pasado se organizaron 450 actos. Los colectivos que quieran tomar parte este 2020 tiene de tiempo hasta el 29 de mayo para apuntarse a la celebración, que se alargará desde el 13 al 24 de septiembre.

Ricomà tiene claro que «aún es pronto» para tomar una decisión sobre la celebración de las fiestas, si bien remarca que la voluntad del gobierno municipal (ERC-Comuns) es que «la cultura, el comercio y el patrimonio sean claves para la reactivación económica de la ciudad».

Temas

Comentarios

Lea También