Más de Tarragona

Tarragona Política

Ricomà recorta un 23% las fiestas ante las dudas por la evolución de la Covid

El presupuesto de 2021 reduce las partidas de Sant Magí, Santa Tecla y Carnaval y se reformulará el ‘Dixie’ con el nuevo ‘Festival de Jazz’. Si la situación mejora, se subirán con el superávit de 2020

Octavi Saumell

Whatsapp
El alcalde Ricomà, el pasado mes de septiembre, durante el acto del pregón que pronunció la actriz Agnès Busquets. FOTO: PERE FERRÉFUENTE: PRESUPUESTOS INICIALES DEL AYUNTAMIENTO DE TARRAGONA DE 2020 Y 2021

El alcalde Ricomà, el pasado mes de septiembre, durante el acto del pregón que pronunció la actriz Agnès Busquets. FOTO: PERE FERRÉFUENTE: PRESUPUESTOS INICIALES DEL AYUNTAMIENTO DE TARRAGONA DE 2020 Y 2021

El gobierno municipal del Ayuntamiento de Tarragona (ERC-Comuns) aprobará mañana, con los ya anunciados apoyos de Junts y CUP, un presupuesto de 2021 que –igual que las modificaciones efectuadas desde el pasado mes de marzo al de 2020– estará muy marcado por la evolución de la pandemia del coronavirus, cuyas consecuencias se prevé que aún se alarguen durante bastantes meses del próximo año.

Ante esta situación, y con un escenario de incertidumbre ante la respuesta que pueda obtener el proceso de vacunación que justo se inició ayer, el ejecutivo de la Plaça de la Font ha apostado por presentar unos números «moderados y realistas», recortando inicialmente la dotación económica de los eventos y fiestas que este año se han visto especialmente afectados por las repercusiones de la crisis sanitaria del coronavirus. Por ello, respecto a las cuentas de 2020 que se aprobaron en diciembre de 2019, el gabinete comandado por el alcalde Pau Ricomà (ERC) dibuja un recorte del 23,2% en la globalidad de las partidas de Festes.

160.000 euros menos

Así, según el documento que será aprobado mañana –y al que ha tenido acceso el Diari–, se avala pasar de un gasto total de 691.000 euros a otro de 531.000. Esto se traduce en una rebaja presupuestaria de 160.000 euros o, lo que es lo mismo, de casi una cuarta parte. Especialmente significativa es la diminución presupuestada en Santa Tecla, cuyo recorte inicial es del 33%, pasando de los 300.000 euros de las cuentas de 2020 a los 200.000 del próximo 2021. Los 100.000 euros de diferencia significan el 62,5% del recorte total en Festes. Cabe señalar que la Festa Major se llevará a cabo a mediados de septiembre, por lo que en esas fechas es posible que ya se haya vacunado a una parte significativa de la población, por lo que la situación puede haber mejorado. Por lo que se refiere a Sant Magí –a mediados de agosto–, la rebaja es del 22%, pasando de 90.000 a 70.000 euros. Ambas fiestas pudieron organizarse durante 2020, si bien se dejaron de lado los actos masivos, con un programa mucho más reducido.

Asimismo, en las cuentas se incluyen también eventos que este año no se han podido llevar a cabo, como son el Concurs Internacional de Focs Artificials –en julio– y Sant Joan y Corpus –en junio–. Para ambos certámenes se han mantenido las dotaciones previstas para 2020, de 105.000 y 15.000 euros, respectivamente.

Según las fuentes consultadas por este periódico, la apuesta municipal es la de esperar unos meses para ver la evolución de la pandemia y, si la situación sanitaria lo permite, suplementar más adelante –con el superávit de tesorería que se logre al final de este año– las partidas que vayan a poder ejecutar, en función de las posibles restricciones que haya en vigor en cada momento.

Las cuentas de este 2020 se cerrarán antes de acabar el primer trimestre de 2021, y será a partir del segundo cuando se podrá dotar el incremento necesario en base a modificativos de crédito con los recursos que se logren del remanente. No será hasta entonces cuando se sabrá con detalle la cantidad de la que se dispondrá. Sin embargo, en el informe del interventor municipal correspondiente al cumplimiento hasta el pasado 30 de septiembre del plan de ajuste económico, se dibuja un saldo positivo de cinco millones de euros con fecha al 31 de diciembre, ya que se prevé un total de 196 millones de euros en ingresos, por los 191 de gastos.

Críticas del PSC

La gran novedad de las previsiones de 2021 será la reconversión del Festival Dixieland, que este año no se pudo llevar a cabo debido al confinamiento domiciliario por el Estado de alarma que estuvo en vigor desde el 14 de marzo hasta mayo, y que coincidió con las fechas previstas para su celebración, que nunca se había tenido que suspender desde su puesta en escena en 1994.

Ahora, el alcalde y concejal de Cultura anuncia que se está trabajando en reformular el evento. De hecho, en las cuentas municipales ya no aparece como Festival Dixieland, sino que se denomina Festival de Jazz de Tarragona. «El Festival Dixieland no se podrá realizar en las fechas habituales. Estamos estudiando ampliarlo a otras modalidades jazzísticas y hacerlo en verano», asegura Pau Ricomà en declaraciones al Diari. En este sentido, el máximo representante municipal añade que «con la incorporación de los remanentes presentaremos el programa, que obviamente tendrá que adaptarse a la marcha de la pandemia», y resalta que su definición «la queremos trabajar con los colectivos de músicos locales».

La iniciativa del gabinete de Ricomà no ha gustado al principal partido de la oposición, el PSC. «Es un grave error que se haya eliminado el festival y se haya reconvertido en un certamen sin marca propia y con la mitad de presupuesto», critica la portavoz socialista, Sandra Ramos, en referencia al hecho de que el evento pase de una dotación de 75.000 euros en 2020 a otra de 40.000 para 2021, lo que se traduce en un recorte del 46%. «Cuesta mucho consolidar una marca propia, y el Dixieland era toda una referencia en el ámbito catalán, español y europeo con una historia que supera el cuarto de siglo», lamentó la concejal del PSC.

Sobre las manifestaciones de Ramos, el alcalde contestó ayer reivindicando el apoyo de los socialistas a las cuentas que se votarán mañana, en las que los socialistas votarán «no». «Sin presupuestos decaen todos los festivales, no solo este», indicó Ricomà, quien apeló a la formación que gobernó entre 2007 y 2019 a «ser responsables y sumar cuando la ciudad más lo necesita».

Temas

Comentarios

Lea También