Ricomà reordena el Ejecutivo 44 días después de asumir la alcaldía

La CUP vota en asamblea si sigue con las negociaciones para entrar en el Gobierno

Núria Riu

Whatsapp
Momento antes del inicio de la asamblea de la CUP. Foto: Alfredo González

Momento antes del inicio de la asamblea de la CUP. Foto: Alfredo González

El alcalde, Pau Ricomà, hacía ayer la primera reordenación del Gobierno. 44 días después del pleno de constitución del nuevo Ejecutivo (formado por siete concejales de ERC y dos de ECP), se reestructuró el cartapacio y Xavier Puig dejaba algunas de sus competencias.

Puig delegó las funciones de Neteja, Llicències i comunicacions ambientals y Patrimoni municipal. Con la reestructuración, Jordi Fortuny pasa a encargarse del área de limpieza, un campo que ya conocía tras el pasado mandato en la oposición. Por su parte, Paula Adriana Varas será la nueva titular de Domini Públic y de Llicències.

Asimismo, el concejal de En Comú Podem Tarragona, Hermán Pinedo, se queda con el Àrea de Patrimoni Municipal y conserva las competencias de Patrimoni Històric Artístic.

Jordi Fortuny, que lleva la concejalía de Serveis Econòmics, Serveis Centrals y Personal asume también la responsabilidad en materia de contratos menores, reforzando su postura de hombre fuerte en el Ejecutivo de Ricomà.

Desde el Ayuntamiento se ha asegurado que esta reestructuración en las funciones de los concejales no tiene nada que ver con las negociaciones que se están llevando a cabo con la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), para ver si finalmente la formación anticapitalista acaba entrando en el Gobierno. En todo caso, se apunta que se están «limando» las asignaciones de los concejales y se ha querido quitar carga de trabajo al concejal Xavier Puig. Éste seguirá como portavoz del Gobierno además de llevar las carteras de Urbanisme, Mobilitat y Medi Ambient.

La reordenación se daba a conocer pocas horas antes de que la CUP iniciara una nueva asamblea abierta para consultar a su gente sobre si deben seguir adelante las negociaciones para entrar en el Gobierno. La consulta tenía lugar a las 19.30 horas de la tarde en el Casal Sageta de Foc, en la Part Alta.

Alrededor de treinta inscritos y simpatizantes acudían a una convocatoria en la que estaba previsto que se votara sobre la postura de la formación anticapitalista. La de ayer era la tercera asamblea de estas características organizada por la formación que lidera Laia Estrada, desde que iniciaron las conversaciones con Esquerra Republicana y los comuns.

Finalizada la reunión, no trascendió el resultado de la votación que se espera que se dará a conocer a lo largo de la mañana de hoy en una rueda de prensa.

A lo largo de las últimas semanas las tres formaciones de izquierdas se han reunido en varias ocasiones para estudiar llegar a un acuerdo y dar más estabilidad al Ejecutivo. Con la entrada de Laia Estrada y Eva Miguel Gascón, el equipo de Gobierno sumaría un total de once concejales que aún no alcanzarían la mayoría en el salón de plenos.

Durante estas semanas, las negociaciones se han llevado en completo silencio. Sin embargo, según ha podido saber el Diari, los tres partidos estarían hablando ya de cuestiones programáticas. Una situación que el equipo negociador de la CUP es el que daba a conocer ayer entre sus bases.

Temas

Comentarios

Lea También