Ricomà busca la abstención de Comuns, PSC o PP para avalar el plan del Banco de España

El pleno vota mañana el proyecto ejecutivo del inmueble de la Rambla Nova, que comportará una inversión de 7,4 millones de euros

Octavi Saumell

Whatsapp
El número 101 de la Rambla Nova está vacío desde finales de 2003, hace ya 18 años. FOTO: Àngel Ullate

El número 101 de la Rambla Nova está vacío desde finales de 2003, hace ya 18 años. FOTO: Àngel Ullate

En plena negociación del presupuesto municipal para 2022, el gobierno en minoría de la Plaça de la Font (ERC-Junts per Tarragona-CUP) necesita mañana una abstención del PSC, Comuns o del PP para poder aprobar el proyecto ejecutivo del nuevo Banco de España , ahora conocido como Banc de la Ciència i el Coneixement. 

Tras meses elaborando el trabajo definitivo, el Saló de Plens votará este viernes la propuesta, que ha sufrido un encarecimiento del 50% tras detectarse graves problemas de seguridad en los últimos informes técnicos. El ejecutivo de la Plaça de la Font, que suma 13 de los 27 ediles, requiere contar mañana con más «Sí» que «No», lo que le obliga a sumar como mínimo una abstención de socialistas, populares o progresistas, una vez que Ciutadans ya ha decidido rechazar la propuesta. 

Fondos europeos en vilo
En 2019, el Consistorio logró dos millones de euros de los Fondos europeos Feder en base al proyecto básico. Según este documento, el coste de la obra era de 4,9 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento aportaba tres, mientras que el resto llegaba de la Unión Europea.Según la subvención continental que la administración municipal recibió hace dos años, dentro de menos de 12 meses –el 30 de noviembre de 2022– debería estar ejecutado, certificado y pagado el 70% de la obra para que esta esté completamente finalizada antes del 31 de diciembre de 2023. Fuentes municipales reconocen que el calendario que marca la administración europea «será muy complicado de poder cumplir» –ya que además no acepta nuevas prórrogas–, por lo que apuesta por buscar «fórmulas de financiación alternativas», que pasarán por los Próxima generación.

Cs votará en contra. Las otras formaciones de la oposición aún no han decidido su postura

El PSC, que se abstuvo en la comisión previa al pleno, se muestra crítico con la gestión del proyecto. «Estamos muy preocupados por la posible pérdida del Fondo Feder, sería otra oportunidad perdida por este gobierno», indica el edil socialista Francesc Roca, quien valora que «este proyecto ejecutivo es gracias al trabajo que se llevó a cabo en el anterior mandato por los funcionarios y la URV ». Por su parte, José Luis Martín (PP) lamenta que «la incapacidad del gobierno actual hará perder la subvención y peligra la viabilidad del proyecto». 

Finalmente, Lorena de la Fuente (Cs) asegura «no compartir» el uso previsto. «La creación del Banc de la Ciència no es una buena decisión porque es desperdiciar un magnífico espacio y derrochar una gran cantidad de dinero público para una actividad que poco reportará a la ciudad», lamenta la edil de la formación naranja, quien apostaría por « otro tipo de equipamiento municipal como el Patronat de Turisme ». 

Temas

Comentarios

Lea También