Roba comida y lo pillan las cámaras de la Subdelegación

Acusado de hurto

Jordi Cabré

Whatsapp

A Antonio G.G. le salió mal la jugada. Había burlado con cierta eficiencia los controles de seguridad del Corte Inglés y llevaba consigo productos alimentarios que no había pasado por caja. Sin embargo, tuvo que salir corriendo en sentido a la Plaça Imperial Tarraco tras ver que había sido descubierto. Para esconder el botín utilizó los bajos de los coches que están aparcados entre la Subdelegación y el Institut Vidal i Barraquer. Esta calle, vigilada por cámaras de seguridad, alertó a los guardias civiles que custodian este edificio estatal. Los agentes identificaron al presunto ladrón y lo retuvieron al comprobar qué estaba haciendo. Alertaron a la Guàrdia Urbana, que detuvo a Antonio acusado de una falta de hurto.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También