Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Roban cable de decenas de farolas del Parc Francolí y la Arrabassada

Los ladrones cortan los hilos durante el día porque no hay corriente y a lo largo de la madrugada los pasan a recoger
Whatsapp
Dos trabajadores de la empresa SECE soldando ayer la puerta de  una de las farolas.  Foto: Lluís Milián

Dos trabajadores de la empresa SECE soldando ayer la puerta de una de las farolas. Foto: Lluís Milián

Sorpresa la que tuvieron las personas que en la mañana de ayer paseaban por la calle Mestre Benaiges y otras adyacentes al observar como las tapas de decenas de farolas del alumbrado público estaban arrancadas y con los cables eléctricos al descubierto, con el consiguiente peligro de que alguien pudiera electrocutarse. Detrás de ellos están los ladrones que, durante la madrugada, se dedicaron a arrancar los cables. Pero los ladrones no sólo actuaron en esta zona sino también en el Parc Francolí, según comentaba al Diari la concejal de Espais Públics, Ivana Martínez.

Aunque el robo se comete durante la noche, al parecer durante el día los delincuentes se dedican a cortar los cables porque no hay corriente. Además, de esta forma nadie se percata de que el alumbrado público no funciona hasta horas más tarde. Sólo en la zona de la cale Mestre Benaiges, los ladrones se llevaron 138 metros de cable, desconociéndose el número de farolas afectadas, aunque vecinos de la zona apuntaban a varias decenas.

Ayer por la mañana, trabajadores de la empresa SECE –que el Ayuntamiento tiene contratada para el mantenimiento del alumbrado público– estaban soldando las tapas de las farolas para evitar en lo posible nuevos robos. Sin embargo, Ivana Martínez comentaba que ello provoca que, en caso de avería, se tarde más tiempo en subsanarla.

La concejala asegura que se está trabajando con la Guàrdia Urbana para luchar contra esta lacra, aunque reconoce que es una tarea muy complicada porque son muchas zonas. Recalca las molestias que para los ciudadanos ocasiona el corte de cable en espacios públicos, que se quedan a oscuras. «Además, no se puede reponer de un día para otro, porque hay días en que son muchos los metros los sustraídos», dice Martínez. Ante ello, se están estudiando otras estrategias.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También