Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Roban en una casa de Tarragona sin que los inquilinos se enteren

Los Mossos informaron a la familia tras recuperar el coche. Los ladrones –uno fue detenido– lo usaron para dar un golpe en un chalet de Solimar

A. Juanpere

Whatsapp
Roban en una casa de Tarragona sin que los inquilinos se enteren

Roban en una casa de Tarragona sin que los inquilinos se enteren

Amplio dispositivo policial, la madrugada del viernes, por los bosques cercanos a la carretera de El Catllar, para detener a tres hombres que habían entrado a robar en dos viviendas, una en Solimar y la otra, en Monnars. Finalmente, se arrestó a uno de ellos. Se da la circunstancia de que los inquilinos de la casa asaltada en Monnars no se enteraron del robo hasta que los Mossos llamaron a la puerta para comunicar que habían recuperado el coche. 

La investigación se inició sobre las 23.20 horas cuando saltó la alarma de un inmueble situado en la urbanización Solimar. Al parecer, desde la central de avisos se contactó con el dueño, quien aseguró que él no estaba en casa, por lo que seguramente se trataba de un robo. Tras recibirse el aviso, los Mossos d’Esquadra realizaron un cierre de las carreteras y vías más cercanas al lugar.

Sobre las tres de la madrugada, los agentes que realizaban un control en la rotonda de la Savinosa vieron que un turismo que estaba a unos 800 metros, al detectar la presencia policial, realizó un cambio de sentido para emprender la huida. A partir de este momento comenzó una persecución por la antigua N-340. Finalmente, el vehículo de los ladrones entró en un camino sin salida situado en el punto kilométrico 1.167,500. Los tres ocupantes bajaron del vehículo y se adentraron en la zona boscosa. Los agentes lograron detener a uno de los sospechosos, un ciudadano albanés de 30 años y sin domicilio conocido. El hombre está acusado de dos delitos de robo con fuerza, uno de ellos en grado de tentativa. 

Los mossos registraron el vehículo en busca de pruebas, principalmente huellas y si había algún objeto procedente de robo. No ha trascendido el resultado de dichas indagaciones. Todo hacía indicar que el vehículo no era propiedad de los delincuentes. Tras comprobar la matrícula, los mossos vieron que era de un vecino de la urbanización Monnars. Una patrulla se desplazó a la casa y despertó al hombre, quien no sabía que le habían robado el vehículo. Los ladrones lo habían sustraído sin alterar el sueño de la familia ya que forzaron la ventana de la planta baja del inmueble. Inicialmente, el hombre no echó en falta nada más. 

Comisaría

Elvira Vidal, presidenta de la Associació de Veïns Solimar-Monnars, señaló al Diari que en la urbanización existe un «clima de crispación y miedo». Sobre estos dos robos, recuerda que a través del WhatsApp los vecinos se alertaron entre ellos, «no estamos tranquilos». Añade que están recogiendo firmas para que la Guàrdia Urbana ponga una comisaría en la zona de Llevant, tal como se aprobó en el pleno de febrero, una moción no vinculante. 

Temas

Comentarios

Lea También