Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Seguridad

Robos, drogas y carreras de coches ilegales en La Muntanyeta

Los vecinos de La Muntanyeta piden más presencia policial para proteger la urbanización de la delincuencia y el vandalismo

CARLA POMEROL

Whatsapp
Tres vecinos, víctimas de robos, en el punto neurálgico de la urbanización Pedrol, el pasado martes.  FOTO: alfredo gonzález

Tres vecinos, víctimas de robos, en el punto neurálgico de la urbanización Pedrol, el pasado martes. FOTO: alfredo gonzález

«Nunca en mi vida había tenido miedo en mi propia casa. Ahora me siento insegura. Incluso por la noche, cuando estamos durmiendo, activo la alarma». Este es el testigo de una de las vecinas de la urbanización Pedrol, también conocida como La Muntanyeta, cerca de Sant Pere i Sant Pau. En los últimos meses, más de trece viviendas de la zona han sufrido robos. Además, los vecinos denuncian que, en algún punto de la urbanización, se vende y consume droga. Lo que más preocupa, pero, son las carreras ilegales de coches que se celebran durante el fin de semana. «Es insoportable. La semana pasada un vehículo se chocó contra el muro de una casa. Un día habrá una desgracia», asegura Teresa Rodríguez, presidenta de la Associació de Veïns de La Muntanyeta de Sant Pere i Sant Pau.

Rodríguez también fue víctima de un robo hace unos meses. «Es la tercera vez que entran en mi casa. La primera se llevaron material de obra, la segunda, carne que tenía en el congelador y, esta última, las joyas», relata Rodríguez. Cuando los ladrones entraron, su hijo de 15 años estaba durmiendo. «Yo estaba trabajando y me llamó y me dijo que escuchaba un ruido. Le dije que sería la vecina, que estaría haciendo obras», explica Rodríguez. Al cabo de unos días, se dieron cuenta que se habían llevado todas las joyas. «Que no entren más, ya no tengo más cosas para que me roben», añade.

Casualmente, una semana antes de los hechos, esta vecina llamó al 112 para alertar de que un hombre sospechoso rodeaba su casa sobre las dos de la madrugada. «Sabía del cierto que era el mismo señor que había entrado a robar hacía unos días en un chalet de la zona. Era alto, delgado, vestía de color negro y llevaba una mochila», explica Rodríguez, quien añade que «la policía no me hizo ni caso».

Joaquima Folch, otra vecina de la urbanización, cuenta como se produjo el robo en su casa. Era finales de noviembre. «Nos tenían controlados. Siempre hay alguien en casa y, ese día, coincidió que no había nadie. En un plazo de tres horas, nos desmantelaron la casa. Se llevaron ordenadores, teléfonos, joyas...», relata Folch. Esta vecina destaca que los ladrones saben escalar, ya que en la mayoría de los casos, han accedido a las viviendas desde el punto más alto, para evitar ser descubiertos por cámaras y alarmas. Los vecinos han denunciado los casos a los Mossos d’Esquadra, quien mantuvieron un encuentro para dar recomendaciones.

Se sienten abandonados

«Hemos pedido por activa y por pasiva más presencia policial en la urbanización. Pero los Mossos nos dicen que van muy justos de personal y que están saturados», explica Folch, quien añade que «nos sentimos muy abandonados». La urbanización cuenta con una cincuentena de viviendas unifamiliares y otro medio centenar de apartamentos, que reciben el nombre de Verge del Miracle. Los vecinos tienen un grupo de WhatsApp para comunicar cualquier incidente y, de momento, se niegan a hacer patrullas vecinales.

Los robos no es lo único que les preocupa. La venta y consumo de droga es el pan de cada día. Jóvenes se reúnen en la entrada del parque de La Muntanyeta, molestando a los vecinos. Además, las carreras ilegales de coches están cogiendo cada vez más fuerza en la urbanización.

Temas

Comentarios

Lea También