Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Robots que hacen mejores personas

Alumnos de distintos centros educativos de Sant Pere i Sant Pau viven, con nervios, la recta final antes del concurso FirstLegoLeague, que tendrá lugar mañana en la Fira de Reus
Whatsapp
El compañerismo es fundamental en esta actividad. Foto: DT

El compañerismo es fundamental en esta actividad. Foto: DT

Es realmente sorprendente ver cómo niños de 10 y 11 años incorporan a su vocabulario habitual conceptos y palabras como programar o robotizar. Pero es una realidad, y se puede comprobar acudiendo a una de las aulas de la Escola de Sant Pere i Sant Pau. Alumnos que cursan desde quinto de primaria hasta de cuarto de la ESO, de los distintos colegios de la zona, viven, con nervios, la recta final antes de la cuarta edición del concurso First Lego League, que tendrá lugar mañana a partir de las nueve de la mañana en las instalaciones de la Fira de Reus.

La First Lego League es un concurso que invita a jóvenes de entre 10 y 16 años a descubrir la diversión y la emoción en la ciencia y en la tecnología. Además, fomenta las vocaciones científicas y promueve valores como el trabajo en equipo y la capacidad emprendedora. En esta edición participarán nueve colegios y más de 100 alumnos de Tarragona. La Escola de Sant Pere i Sant Pau participa en este concurso desde que se hizo por primera vez, ahora hace cuatro años. Robots&Company 2.0 y Sant Bip i Sant Bop 4.0 son los nombres de los dos equipos del colegio, aunque no todos los componentes estudian en el centro. Alumnos del colegio Marcel·lí Domingo y del instituto del barrio también forman parte del proyecto. La actividad se celebra en horario extraescolar y es capitaneada por la monitora Judith Boquera, que también es la presidenta del AMPA.

El tema central de esta edición es la educación. El concurso y su preparación constan de tres apartados. En primer lugar, construir el robot y acicalarlo con accesorios que faciliten su movimiento. En segundo lugar, programar los robots para que hagan las funciones: avanzar, retroceder, parar, etc. y así resolver el máximo número de acciones. Y finalmente, presentar delante de un tribunal un proyecto científico para innovar o mejorar cualquier aspecto. Todo esto debe estar dentro de un contexto lleno de valores, como la cooperación y la integración.

Judith Boquera hace la función de maestra de ceremonias en esta actividad desde sus inicios. Y es que cuando le ofrecieron a la escuela participar en este proyecto, no lo vieron muy claro, pero el AMPA apostó por la innovación, transformando la actividad en extraescolar. Judith cogió las riendas y se formó para, posteriormente, formar a los alumnos.

 

No les gusta el fútbol

Cuatro días antes de la First Lego League, en el ambiente en el interior del aula donde se encuentran los alumnos se respiran nervios. Y es que los jóvenes se juegan mucho. Llevan desde septiembre preparando las pruebas y trabajando muy duro. Los más pequeños preparan pancartas para animar mañana a sus compañeros. Los mayores hacen los últimos retoques en su robot. Parece que todo está en orden para pasar una buena jornada.

Trabajar en equipo y solucionar problemas de manera conjunta son algunos de los aspectos que se trabajan. Según Judith Boqueras, dinamizadora de la actividad, «la robótica como herramienta educativa es muy completa, ya que ayuda a estructurar la mente». Tània López, directora de la Escola de Sant Pere i Sant Pau, explica que «esta actividad mira al futuro y permite empezar a perfilar una salida profesional». Esta actividad incluye alumnos con perfiles parecidos; alumnos que prefieren estar delante de un ordenador antes que jugar a fútbol.

Blanca, Mario, Daniel y Arnau son algunos de los alumnos. De mayores, todos ellos quieren dedicarse al mundo de la ciencia y de la tecnología. Mario, que participa por primera vez en el concurso, cuenta que «por fin he encontrado mi hábitat natural».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También