Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

SPiSP pierde la base de ambulancias tres días después de entrar en servicio

SEM ordena la vuelta del vehículo sanitario al comprobar que la sede no se ajusta a los requisitos obligatorios que fija la Generalitat

J.Cabré

Whatsapp
La ambulancia entrando el lunes en la base que debía estar funcionando en Sant Pere i Sant Pau. FOTO: LLU�S MILI�N

La ambulancia entrando el lunes en la base que debía estar funcionando en Sant Pere i Sant Pau. FOTO: LLU�S MILI�N

La base de ambulancias pegada al CAP de Sant Pere i Sant Pau dejó de ser operativa ayer poco después de las 9 de la mañana. Responsables del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) acudieron a las instalaciones para comprobar si estaban en perfecto estado. Se quedaron sorprendidos ante la ausencia de obras y no dudaron en exponer los hechos a Barcelona, donde se ha abierto un expediente informativo.

Ante esta situación, la primera guardia en la base –el lunes, de 8 a 20 horas– se realizó a la espera de qué decisión tomaría el SEM. Ayer, poco después de las 9 de la mañana, se ordenaba a la ambulancia y a los dos técnicos sanitarios que volvieran a la sede central, en el polígono Riuclar. La decisión se había tomado tras ver que la base no reunía condiciones y ante la más que problable queja de los sindicatos de la empresa concesionaria, que ya estaban moviendo los hilos para denunciar una nueva base de transporte sanitario en precario.

Desde Ivermon Egara se admitía que falta una pared de dos metros y que se ordenará su construcción en breve. Luego podría volver la ambulancia a la base.


Decisión precipitada
El viernes se comunicaba a los diferentes sindicatos representados en el comité de empresa de Ivermon Egara, la concesionaria del transporte sanitario urgente, que el lunes se activaba de nuevo la base. Una petición a la que el director de los Serveis Territorials de Salut, Roger Pla, se había comprometido con el Ayuntamiento y la propia asociación de vecinos del barrio cooperativista. Además, dentro de las mejoras planificadas del SEM, también se anunció que en este trimestre habría tres nuevas bases: Sant Pere i Sant Pau y los hospitales Joan XXIII y Sant Joan de Reus.

Según ha sabido el Diari, la concesionaria quiso acelerar la activación de la base y avisó al SEM de que ya podía trasladarse. El mail del viernes explicaba que las instalaciones «disponen de un microondas, sofá, mesa, sillas, armarios. En breve llevaremos el material que falta». También informaba la carta de que el material que ahora está en la sede del polígono Riuclar se trasladaría para que estuviera disponible.

Tras la auditoría del SEM y ante la ausencia de las mejoras prometidas, se acordó retirar la ambulancia indefinidamente.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También