Tarragona Sociedad

SPiSP y la Plaça Imperial, cara y cruz en cuanto a seguridad en TGN

Las zonas donde más movimiento de gente hay son las que registran un mayor número de delitos. Sant Pere i Sant Pau, por ejemplo, ha ejercido muchos años de ciudad-dormitorio

CARLA POMEROL

Whatsapp
La mayor parte de delitos que se registran en la zona centro son hurtos. FOTO: PERE FERRÉ

La mayor parte de delitos que se registran en la zona centro son hurtos. FOTO: PERE FERRÉ

Sant Pere i Sant Pau es el barrio tarraconense donde menos hechos delictivos se registran. Por el contrario, el entorno de la Plaça Imperial Tarraco –calle Pere Martell y avenida Prat de la Riba– está considerado el más inseguro. Así lo comenta el jefe de los Mossos d’Esquadra en Tarragona, el inspector Ramon Franquès. La policía prefiere no dar a conocer los datos concretos de dónde se cometen más delitos porque, aseguran, «podría contribuir a la estigmatización de algunas zonas». No obstante, esta información desmentiría el mito histórico sobre qué Campclar y otros barrios de Ponent son los más conflictivos.

Los Mossos tienen identificadas 17 zonas de interés policial en Tarragona. En 12 de ellas es donde se cometen la mayor parte de hechos delictivos de la ciudad. «En las cinco restantes también tenemos presencia, ya que existe la percepción de inseguridad y es importante combatirla», explica el inspector Ramon Franquès. «Que Sant Pere i Sant Pau sea un barrio sorprendentemente seguro a nivel estadístico, no significa que la dejemos de lado. También estamos allí», añade el policía.

Uno de los motivos por los que el número de delitos en Sant Pere i Sant Pau es tan bajo tendría cierta relación con el tipo de construcción de los edificios. Una vez más se demuestra que el urbanismo tiene un importante papel en la seguridad. «Sus calles son anchas y bien comunicadas. Además, no se ve mucho movimiento a pie y esto es importante ya que la mayoría de hurtos se cometen cuando la gente va andando por la calle», explica el inspector. Pese a que la tendencia está cambiando en los últimos tiempos, lo cierto es que Sant Pere i Sant Pau ha sido históricamente un barrio dormitorio, donde los vecinos llegan a su domicilio en coche, justo para cenar y dormir. La explicación de este fenómeno también tendría alguna cosa que ver con la clase social de los vecinos de este barrio. Según Franquès, «estamos hablando de que viven personas mayoritariamente de clase media».

Por su parte, el presidente de la Associació de Veïns La Unió de Sant Pere i Sant Pau, Gabi Muniesa, confirma el punto de vista del inspector Franquès, y lo demuestra a través de un estudio que llevó a cabo la entidad hace unos meses y que concluía que «el 75% de los vecinos no habían visto afectado su sueldo tras la pandemia». Según Muniesa, «aquí el paro no es un problema».

‘Los chalecos amarillos’

La percepción generalizada es que Sant Pere i Sant Pau es un barrio seguro, pese a dos episodios puntuales que han ocurrido en este último año. En primer lugar, algunos vecinos denunciaron que había personas que vigilaban los cajeros automáticos de las entidades bancarias y que, cuando detectaban que una persona mayor sacaba dinero, le seguían y se lo robaban. Las entidades vecinales se organizaron y tiraron adelante la iniciativa chalecos amarillos, personas que custodiaban a los jubilados durante los días de cobro y que disuadían a los ladrones.

El otro problema de seguridad se centraba en un bar bastante céntrico del barrio. En sus inmediaciones se trapicheaba con droga e, incluso, se registró algún apuñalamiento. Hace unos meses, la Guàrdia Urbana consiguió cerrar el establecimiento. Con este asunto resuelto, la tranquilidad ha vuelto.

Luis Trinidad, presidente de la Associació de Veïns de Sant Pere i Sant Pau, explica que «la delincuencia llama a la delincuencia. Y, en nuestro caso, si vemos algún foco sospechoso lo intentamos solucionar lo antes posible».

Más gente, más delitos

Al otro extremo de la lista se encuentran las calles más céntricas, como la Plaça Imperial Tarraco y la Corsini, y sus alrededores. Según el inspector Franquès, «esta zona es donde más delitos tenemos registrados». De todos ellos, el jefe de los Mossos destaca los robos, sobre todo a través de dos técnicas bastante novedosas: el timo de la mancha y el de la siembra. El primero tiene que ver con que alguien tira alguna sustancia en el jersey de la víctima y, mientras hace ver que lo limpia, se lleva la cartera. El segundo, el de la siembra, sucede cuando el ladrón tira al suelo unas monedas y, la víctima, pensándose que son suyas, las recoge. Es entonces, cuando el delincuente se lleva el bolso.

El factor principal que hace que la zona centro sea donde más delitos se registran es de lógica. «Es por donde más personas pasan, donde hay más movimiento», explica Franquès. La proximidad con la estación de autobuses y con el Parc de la Ciutat también podría ser un factor destacable, teniendo en cuenta la proliferación de carteristas en el lugar.

Las entidades vecinales de la zona centro creen que hay más motivos. Eulàlia Lozano, miembro de la Associació de Veïns Tarragona Centre, asegura que la proliferación de bares tiene que ver con un aumento de la inseguridad. «Además, de prostitución y tráfico de drogas en muchos pisos que tenemos controlados», explica Lozano, quien añade que «pedimos más presencia policial porque no es agradable encontrarnos con shows cualquier noche de la semana».

Por su parte, Lorena Holm, del Moviment Veïnal Pere Martell, insiste en qué es importante pensar acciones que pongan fin a esta inseguridad. Habla de la policía de proximidad o de un guardia de seguridad en el parque. «En julio, iniciamos una recogida de firmas para pedir acciones que tenían como resultado mejorar la seguridad. Algunas de ellas en relación a la atención a personas con riesgo de exclusión social, de limpieza o de comercio», explica Holm.

La mayoría de entidades vecinales defienden que si en las calles hay vida, tiendas, iluminación y actividad, los conflictos van reduciéndose. La seguridad es un tema transversal que debe abordarse desde distintos ámbitos.

Temas

Comentarios

Lea También