Más de Tarragona

Salut no descarta derivar pacientes críticos de Tarragona a Bellvitge

La región registraba ayer su récord de pacientes en UCI desde el inicio de la pandemia, llegando a los 68, y superando la primera ola, cuando el pico fue el 4 de abril con 67

CARLA POMEROL

Whatsapp
La situación en las tres UCI de la Regió Sanitària Camp de Tarragona es de colapso total. FOTO: PERE FERRÉ

La situación en las tres UCI de la Regió Sanitària Camp de Tarragona es de colapso total. FOTO: PERE FERRÉ

El Departament de Salut no descarta derivar pacientes de Tarragona, que se encuentran en estado crítico, al Hospital de Bellvitge. El motivo es que la presión asistencial en las unidades de cuidados intensivos (UCI) ha llegado ya a sus máximos y cada vez son menos las camas disponibles para atender a pacientes graves. Así lo aseguraba ayer en rueda de prensa el Director del Servei Català de la Salut, Adrià Comella, quien se mostraba preocupado por la situación.

«El volumen de camas de críticos disponibles se va consumiendo progresivamente, a medida que va creciendo la epidemia. El peor momento llegará al pico de la tercera ola», aseguraba Comella. La mayoría de hospitales, también los de la Regió Sanitària Camp de Tarragona –Joan XXIII, Santa Tecla y Sant Joan–, ya están activando los planes de contingencia que se elaboraron durante la primera ola, cuando la situación era muy parecida a la actual.

Estos planes contemplan principalmente reducir todavía más la actividad quirúrgica para centrar los esfuerzos humanos y los espacios para atender a los pacientes más críticos, ya sean enfermos por Covid-19 o por otras patologías. Los datos hablan por sí solos. Entre los tres hospitales de la Regió, actualmente hay 83 personas ingresadas en las unidades de cuidados intensivos. De estos, 68 son por infecciones derivadas de la Covid-19. Todo un récord teniendo en cuenta que, en la primera ola, el pico llegó el día 4 de abril, con 67 ingresados en las UCI tarraconense.

Para hacerse una idea de la saturación que están viviendo las UCI, a modo de ejemplo, el Hospital Joan XXIII de Tarragona, en circunstancias normales, cuenta con una unidad de críticos de hasta 14 boxes. Hoy en día, el número de pacientes graves supera los 60 en la UCI del Joan XXIII. El hospital tarraconense, como la mayoría, va adaptando los espacio a medida que van ingresando enfermos. Actualmente, hay abiertas seis UCI. La última que se ha habilitado es la UCI Pediàtrica.

«Somos conscientes de que todo tiene un límite y, llegará un momento en que la cosa no dará más de sí», explica Comella. Lo que está claro es que si después del despliegue de los planes de contingencia la presión sigue aumentado, «deberemos utilizar recursos de otras partes del territorio y, en el caso de Tarragona, el hospital de referencia es Bellvitge. «Con pandemia o sin pandemia, la colaboración y movimiento entre centros siempre ha estado presente», acabó Comella.

Temas

Comentarios

Lea También